El presidente del Comité Europeo de las Regiones, Apostolos Tzitzikostas, dio la bienvenida a Angela Merkel, canciller de la República Federal de Alemania, en el pleno del Comité Europeo de las Regiones (#CoRplenary) del 13 de octubre. La canciller presentó las prioridades de la Presidencia alemana de la UE, analizó el papel de los entes locales y regionales en la recuperación europea e intercambió opiniones con los miembros del CDR sobre el futuro de Europa (el debate grabado puede verse aquí). 
Apostolos Tzitzikostas expuso a la Presidencia alemana las principales expectativas de las regiones y las ciudades: «Sus 300 regiones y 90 000 municipios son la base democrática de la UE y su red de seguridad. Como dirigentes locales y regionales estamos combatiendo la pandemia en primera línea. Trabajamos incansablemente para contener el virus, ayudar a las personas más vulnerables, proteger nuestras comunidades y preservar las economías y los empleos locales. Nuestros ciudadanos consideran que somos el nivel de gobernanza más eficaz y el que inspira mayor confianza. Si Europa quiere conectar mejor con las personas en cada territorio y encontrar soluciones concretas a sus necesidades, se debe dar a los dirigentes regionales y locales una mayor participación en el proceso de toma de decisiones de la UE». «La pandemia ha mostrado los límites de la actual Europa bidimensional basada únicamente en los Estados miembros y en Bruselas —añadió el presidente Tzitzikostas—. Necesitamos una Casa Europea de la Democracia con tres dimensiones en la que todos los niveles de gobierno —de la UE, nacional, y regional o local— cooperen en favor de los ciudadanos y más cerca de los ciudadanos. Creemos en el lema alemán Gemeinsam: Juntos. Juntos podremos construir una Europa más resiliente, democrática, sostenible y humana». 

CONTEXTO: Las ciudades y regiones de Europa siguen estando en primera línea en la lucha contra la pandemia de COVID-19. Los entes locales y regionales han tenido que reaccionar rápidamente para prestar apoyo a los ciudadanos más vulnerables y a las empresas locales. La crisis de la COVID-19 ha afectado a todas las regiones, ciudades y comunidades locales de Europa, pero lo ha hecho de forma diferente en cada una de ellas, como se refleja también en las conclusiones del Barómetro Regional y Local Anual presentado por el CDR esta semana. Bajo el lema «Juntos por la recuperación de Europa», la Presidencia alemana del Consejo de la UE se centrará directamente en superar la pandemia de COVID-19 luchando contra la propagación del virus, prestando apoyo a la recuperación de la economía europea y reforzando la cohesión social en Europa. Su proximidad a los ciudadanos a lo largo de la crisis ha puesto de manifiesto la necesidad de que los entes locales y regionales sean un elemento central de la toma de decisiones para garantizar una recuperación económica eficaz y equitativa.  En el contexto de la Conferencia sobre el Futuro de Europa, la pandemia también ha hecho aún más urgente que los entes locales y regionales ocupen una posición central para lograr que la UE sea una Unión más democrática y transparente, más cercana a sus ciudadanos y más capaz de responder a sus necesidades. Una encuesta llevada a cabo recientemente por Kantar (que puede consultarse aquí) muestra que, en todos los países, una amplísima mayoría considera que las administraciones locales y regionales tienen insuficiente influencia a escala de la UE, y una mayoría absoluta cree que darles más influencia mejoraría la capacidad de la UE para resolver los problemas.