Según el último MoMo elaborado por el Ministerio de Derechos Sociales en el que se analiza la mortalidad de las personas del Sistema de Atención a la Dependencia y teniendo en cuenta los datos hasta el mes de octubre de este año en el SAAD, se obtienen estos resultados. 

  • 148.530 personas fallecidas con solicitud de dependencia. Se observa un exceso de mortalidad de 40.065 personas en el Sistema de Atención a la Dependencia -SAAD- (un incremento del 36% de la esperada) afectando al 2,1 % del total de solicitantes. 
  • El 82% de los fallecidos tenía más de 80 años. Y el 42% se ha producido en personas con GRADO III.  
  • Se observa un impacto muy elevado en la mortalidad excesiva en personas atendidas en residencia (46.756 fallecidos), con un exceso de fallecimiento de 20.922 personas (8,4% del total de personas dependientes atendidas en residencias). La tasa de dependientes fallecidos en residencia fue de 199,4 por cada 1.000. Las mayores tasas se registraron en Madrid (293), Castilla La Mancha (261) y Cataluña (237). 
  • Aragón, La Rioja, País Vasco Y Castilla y León tuvieron un exceso de mortalidad de personas dependientes en residencias sobre el total de personas beneficiarias en residencias reducido para la tasa de ataque Covid-19 que registraron en total del periodo. Madrid, Cataluña y Castilla La Mancha tuvieron un exceso de mortalidad mayor.  
  • La tasa de fallecimientos observados en personas atendidas en España se sitúa en 94 por cada 1.000 para el periodo de marzo a septiembre, si bien en Castilla La Mancha, Navarra, Madrid, Cataluña y Aragón superan los 111 fallecidos por cada mil atendidos.  

El impacto del Covid -19 en el Sistema de atención a la Dependencia ha sido catastrófico, retrocediendo en los indicadores importantes y generando mucho dolor, sufrimiento y muerte a miles de personas en situación de dependencia y sus familias.  

  • Las tasas de variación a 31 de octubre de 2020 respecto a los datos de antes del estado de alarma, son todas negativas. 34.607 personas con derecho a prestación pendientes de recibirla menos (-12,9%). 38.925 personas beneficiarias con derecho menos (-2,8%) 52.750 solicitudes menos (-2,8%). 41.952952 resoluciones menos (-2,4%) y 4.318 personas beneficiarias con prestación menos (-0,4%). 
  • Ni siquiera se mantiene la tasa de reposición y las listas de espera bajan no por ser atendidas, si no porque engrosan las listas de los cementerios.  
  • El 27% de las personas dependientes beneficiarias fallecidas en este año vivían en una residencia. En las CC.AA donde se han incrementado Las CC.AA. donde es mayor este porcentaje son Cantabria (44,8% de las personas beneficiarias fallecidas contaban con atención residencial.), Cataluña(39,1%), Castila-La Mancha (36,7%) y Madrid (32,8%). Mientras las que es menor el porcentaje son Castilla y León (sólo el 11,4%) y la Rioja (12,6%).  
  • Dos comunidades destacan en el incremento de beneficiarios durante este año: La Comunidad Valenciana (11.029 nuevos beneficiarios, un 12,5% más) y el Principado de Asturias (2.737 nuevos beneficiarios, un 13% más que a principio de año). Y dos destacan negativamente la Comunidad de Madrid (-9.808 beneficiarios menos que a principio de año, un -6,8%) y La Rioja (-597 beneficiarios menos, un -7,2%).  

Cuando nos acercamos al primer aniversario del nuevo gobierno y a los 15 años de la Ley de Dependencia, lejos de nuevos discursos, fotos e intenciones, es preciso adoptar medidas urgentes para evitar el sufrimiento y abandono de las personas más vulnerables de nuestro país.  El vicepresidente segundo del gobierno y ministro de derechos sociales debería convocar urgentemente el Consejo Territorial para proponer un incremento inmediato de la financiación del Sistema de Atención a la Dependencia cumpliendo con lo acordado en el pacto de Estado por la Dependencia y la reunión de Presidentes Autonómicos (2017). De la misma manera que se ha invertido en todos los sectores, es inexplicable que se abandone a las personas más vulnerables (una vez más) y no se incremente la financiación de la atención a la dependencia. 

Esta financiación debe comprometer a los Gobiernos Autonómicos a acometer las reformas de su normativa necesarias para agilizar los trámites y eliminar las listas de espera. Es necesario simplificar y unificar los procedimientos, (informes, valoraciones, plan individual de atención y resoluciones,…) para agilizarlos y permitir así que puedan dar respuestas inmediatas en esta crisis. Deben, además, aplicarse medidas de suspensión temporal y flexibilidad del servicio o prestación sin necesidad de resoluciones administrativas.  

Los servicios sociales son una inversión, imprescindibles para garantizar la atención digna a las personas más vulnerables de nuestro país, y más en estos momentos. El calado estratégico de la cuestión requiere poner manos a la obra cuanto antes.  

Para más información: José Manuel Ramírez Navarro. Presidente de Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales. Teléf. 650 38 37 64 e-mail directoressociales@hotmail.com   

Estos han sido los últimos datos por Comunidades Autónomas. Fallecidos de enero a octubre de 2020. 

 Fallecidos en lista de espera   Fallecidos en “limbo de la dependencia “ Fallecidos pendientes de valorar  
TOTAL, ESPAÑA 47.201 29.453 17.748 
Andalucía 9.944 5.525 4.419 
Aragón 1.155 727 482 
Asturias (Princip.) 1.507 735 772 
Balears (Illes) 741 438 303 
Canarias 2.747 857 1.890 
Cantabria 505 457 48 
Castilla y León 1.543 99 1.444 
Castilla-La Mancha 1.585 885 700 
Cataluña 12.013 8.904 3.109 
C. Valenciana 4.510 1.875 2.635 
Extremadura 1.626 856 770 
Galicia 612 604 
Madrid (Comun.) 4.736 4.714 22 
Murcia, Región de 1.185 430 755 
Navarra (C.Foral) 210 117 93 
País Vasco 2.137 1.863 274 
Rioja (La) 339 339 
Ceuta 16 11 
Melilla 36 17 19 

 Elaboración propia ADYGSS. FUENTE: IMSERSO. Datos SISAAD.