La II edición de los Premios +50 Emprende, una iniciativa de Generación SAVIA y la productora 02:59 films, cuyo objetivo es ayudar al desarrollo de proyectos empresariales de personas mayores de 50 años, entra en su recta final. El pasado 15 de noviembre terminó el plazo para enviar las ideas y proyectos para el que ya es, el mayor concurso de emprendimiento para emprendedores senior, con una dotación de 30.000€ en premios.

El pasado año, y de manera vinculada al estreno de la película ‘Abuelos’ del director Santiago Requejo, se llevó a cabo la primera edición de estos premios, una iniciativa que supuso un significativo apoyo para cientos de personas seniors de toda España que buscaban un trampolín para hacer realidad sus ideas de emprendimiento. Se presentaron a ellos 328 proyectos con ideas de negocio innovadoras, atrevidas, sostenibles, etc.

El ganador de la primera edición fue el zaragozano Lorenzo Pérez, 56 años, con una original idea que cubría las necesidades de un colectivo muy concreto: un sidecar funerario para personas cuya afición son las motos y que quisieran “emprender su último viaje” en este medio de transporte, en vez del tradicional coche.

El Jurado, presidido por el reconocido escritor y economista Leopoldo Abadía, ha añadido a los criterios de valoración de la primera edición, la capacidad de los proyectos para contribuir a la lucha contra los efectos de la crisis causada por el COVID-19. El propio Abadía ha analizado la difícil situación a la que el colectivo senior se enfrenta en el contexto de la crisis actual. 

Ya en 2009, y tras la publicación de su libro ‘La crisis ninja y otros misterios de la economía actual’, Leopoldo Abadía se convirtió en gurú económico y mediático al saber conectar con el público explicando los pormenores de la crisis de las hipotecas sub prime desde un lenguaje coloquial y llano. Ahora, sumidos en una nueva crisis y con más de un millón de profesionales de más 50 años en paro, Abadía se suma al empeño de Generación SAVIA, el proyecto de la Fundación Endesa en colaboración con la Fundación máshumano, para reivindicar el talento senior y la muy relevante contribución específica, que, por su gran experiencia en la gestión de situaciones extremas, pueden aportar.

1.- ¿Qué pueden aportar los emprendedores senior a la reactivación de situación de postCovid?

Creo que lo de siempre, las cosas fundamentales no cambian. En primer lugar, los seniors pueden aportar una gran experiencia, es su principal mochila. Las vivencias se van almacenando como en una gran biblioteca donde pueden todos echar mano, otros seniors, pero principalmente los más jóvenes. Junto a esto creo que las personas maduras pueden ofrecer serenidad en un momento tan disparatado y crispado como el actual. Y en tercer lugar, los emprendedores senior, sobre todo los de Aragón, saben lo que es “no reblar”, es decir, no achantarse ante las dificultades. Estas tres cosas me parecen lo principal.

2.- Autoempleo, emprendimiento…, ¿cuáles pueden ser las mejores vías de desarrollo y empleabilidad para el trabajador senior?

El emprendimiento es una vía muy aconsejable para una persona que, por edad, se ha quedado desplazado del mercado de trabajo, por despido o por prejubilación. Desafortunadamente hay demasiadas en esta situación. Prolongar la vida profesional es la posibilidad de seguir aportando cosas a la sociedad, sobre todo a los jóvenes. Los mayores que montan un negocio son, sobre todo, un ejemplo. Porque lo hacen, no por un desarrollo o una aspiración personal, sino por aportar cosas al mundo. La responsabilidad del legado que tienen interiorizada los mayores es una maravilla y denota una generosidad admirable.

3.- ¿Cuáles son realmente las principales fortalezas del emprendedor senior?

Los mayores de cincuenta, de sesenta o de ochenta, como yo, somos imparables cuando nos ponemos. Tengo un amigo que me llamó en marzo para decirme que se había quedado sin trabajo. A finales de abril me volvió a llamar para contarme que había encontrado otro. Y en septiembre ya tenía otro mejor que los otros dos anteriores. 

4.- Obsoletos, conformistas, tecnológicamente desactualizados…, ¿de verdad se sigue viendo así al profesional senior en nuestra sociedad?

Tengo 49 nietos y con ellos tengo un grupo de whatsapp que se llama “el ninja y sus chavales”. Todos los días nos contamos cosas, yo doy los buenos días y buenas noches. Estamos conectados tecnológicamente y formamos un equipo maravilloso. De vez en cuando, alguno me llama para desayunar. Y hacemos un breakfast-coaching. Los jóvenes necesitan que los viejos les contemos nuestra manera de ver el mundo, en definitiva, la experiencia. Y también un mensaje de serenidad, la mayoría están muy nerviosos porque ven las noticias y todas son regulares. Al que me cuenta qué mal están las cosas, le digo que mi mayor preocupación es cómo ha jugado el Real Zaragoza. De esta manera comprenden que hay que aprender a relativizar y a ver la botella medio llena.

5.- ¿Qué le aporta formar parte de los Premios +50Emprende?

Es una experiencia inolvidable. Estar presente el pasado año en el estreno de la película “Abuelos” de Santiago Requejo fue una gozada. Ver a esos tres personajes que parece que no sirven y, en cambio, con tantas cosas que ofrecer. Es una paradoja. Y ser el presidente del jurado de los Premios es un honor. Me llamó la atención la enorme ilusión de los candidatos, parecía que habían descubierto América. Es maravilloso cuando a la gente le brilla los ojos contándote su proyecto. Es un Premio ejemplar, único, que está echando una raíz muy importante en nuestro país. Ha abierto un debate que estaba dormido. Y estoy seguro que irá a más. Que en esta segunda edición haya más de 400 emprendedores registrados, con la que está cayendo, es un verdadero exitazo. Yo, sinceramente, pensaba que este año habría 30 o 40 como mucho.

6.- ¿Se considera un influencer senior?

No, rotundamente. Pero como hay gente que se empeña en decir que sí, pues me callo. La semana pasada me escribió una señora: “Leonardo, eres un referente para mí”. Pues lo di por bueno. Si puedo ayudar o inspirar para algo noble, pues me parece estupendo. Aunque no lo busco. Más que influencer, ahora soy columnista de varios periódicos, estoy escribiendo otro libro y doy conferencias on line. La semana próxima tengo una en Málaga, que está en la habitación de al lado. Me pondré mi traje, corbata y pañuelo en el bolsillo de la chaqueta y listo.