Las fracturas por fragilidad son aquellas que se producen por un simple golpe o una pequeña caída. Son la consecuencia clínica más grave de la osteoporosis y requieren de una atención multidisciplinar que incluye desde la rehabilitación funcional hasta los tratamientos farmacológicos. Estas son algunas de las conclusiones a las que se ha llegado en el webinar ‘Fractura por fragilidad: fractura inminente en las consultas ¿mito o realidad?’, organizado por Grünenthal y Dolor.com. Esta cita ha sido la última de una serie de tres seminarios virtuales centrados en la osteoporosis y orientados al intercambio de ideas y la actualización de los profesionales en esta área de la atención sanitaria.