La pandemia de COVID-19 ha tenido efectos en todos los ámbitos de la medicina y, en los tumores digestivos, los cánceres más frecuentes, también se ha dejado notar. Se estima que la caída en los nuevos diagnósticos, por la paralización de las pruebas en la primera ola, ha podido llegar al 30%. También se han paralizado los cribados, que evitan hasta un tercio de las muertes por cáncer de colon y se han suspendido cirugías y modificado algunos tratamientos. A cambio, 2020 ha sido un año en el que se han dado a conocer avances que serán decisivos en la supervivencia de muchos de estos tumores. 

Para debatir los últimos hallazgos en este campo, más de 500 expertos nacionales e internacionales se dan cita hasta el 17 de diciembre en el 28º Simposio Internacional ‘Avances en el Tratamiento de los Tumores Digestivos’, uno de los encuentros científicos más relevantes en Europa, que organiza el Grupo de Tratamiento de los Tumores Digestivos (TTD) y que este año, debido a la pandemia, se celebra por primera vez en formato virtual. 

El profesor Enrique Aranda, jefe de Servicio de Oncología Médica Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba y presidente del Grupo TTD, destaca que el Simposio Internacional del Grupo “está considerado uno de los de mayor relevancia dentro de nuestra especialidad”. Asegura que “dadas las circunstancias generadas por la pandemia de la COVID-19, se ha optado por celebrarlo de forma virtual”, pero una vez más, servirá como punto de encuentro “para presentar y debatir los últimos avances en prevención, diagnóstico y tratamiento de los tumores digestivos, así como las líneas de futuro y de investigación”. 

Algo especialmente relevante en un año que, además de ser el de la pandemia, ha sido muy fructífero en hallazgos frente a distintos cánceres digestivos. Así lo señala el Dr. Fernando Rivera, jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Marqués de Valdecilla de Santander y responsable del comité organizador del Simposio. “Curiosamente, éste ha sido un año de enormes avances en todos los tumores digestivos. La inmunoterapia ha llegado de una manera clave, en tumores avanzados y, en definitiva, han sido meses con muchas novedades”.

Víctimas colaterales de la COVID-19

El futuro, por tanto, es esperanzador. Pero los pacientes con tumores digestivos han sido también víctimas colaterales de la crisis sanitaria provocada por el SARS-CoV-2. Empezando por el diagnóstico, que en muchos de estos tumores es la diferencia entre la supervivencia y un peor pronóstico. “En el primer pico, se paralizaron las pruebas diagnósticas, como endoscopias y escáneres. Hay estudios que apuntan a que esto provocó una caída de entre el 20 y el 30% en los diagnósticos de cáncer, también en el caso de los tumores digestivos. Esto podría dar lugar a un peor pronóstico en estos pacientes y podríamos ver un exceso de mortalidad del 10% en uno o dos años”. 

Esto se debe a que “en general, en los cánceres digestivos, un diagnóstico no retardado afecta mucho al pronóstico. Posiblemente sean los tumores a los que más afecte este factor, pues avanzan rápido y dejar pasar meses supone perder oportunidades de tratamiento”, asegura el responsable del comité organizador. En algunos casos, como el cáncer gástrico y el de páncreas, “es aún peor, porque donde había posibilidad de tratamiento, en dos o tres meses se pierde toda oportunidad. Esto, sin duda, ha sucedido”, lamenta. 

A esta falta de pruebas se ha unido la paralización en los cribados. “En el cáncer colorrectal hay un cribado que, cuando funciona bien, puede evitar una de cada tres muertes por este tipo de tumor. Esto se ha parado dos o tres meses y ha supuesto una pérdida de diagnósticos precoces”, explica el Dr. Rivera. La pandemia también ha afectado a las cirugías, aunque, en general, los tratamientos se han mantenido, salvo alguna modificación. 

Una vez superada la situación vivida en la primera ola, toca hacer balance y analizar los nuevos desafíos de la especialidad. En cuanto a los diagnósticos, el Dr. Rivera asegura que, de cara a los próximos meses “vamos a reivindicar que no se considere una actividad prescindible y que sea tan prioritario como la atención a la COVID-19”. 

En cuanto a los tratamientos, hay muchas novedades, que se van a analizar estos días en el Simposio TTD. Entre ellas, el Dr. Rivera destaca la inmunoterapia en el cáncer esófago-gástrico y también en algunos tipos de cáncer colorrectal. “Un tumor que tenía un pronóstico muy desfavorable puede ahora tener una supervivencia muy importante”, señala. En concreto, el estudio KEYNOTE 177, que se va a publicar este año, aporta resultados de la inmunoterapia sobre un tipo de cáncer colorrectal metastásico que tiene inestabilidad de microsatélite. Suponen alrededor de 1 de cada 20 cánceres colorrectales metastásicos, y este hallazgo ha supuesto “un salto enorme”, en palabras del Dr. Rivera.

Asimismo, “se ha avanzado mucho en la personalización de los tratamientos de pacientes con cáncer colorrectal, y se han identificado subgrupos de pacientes por perfiles moleculares”, explica el responsable del comité organizador.

Todos estos avances han tenido en común contar con “mucha participación española”, explica el Dr. Rivera. “En ensayos clínicos tenemos un papel muy relevante a nivel mundial, y esto no sólo no se ha estancado, sino que se ha potenciado”, concluye. 

Más de 72.000 nuevos diagnósticos al año

Los tumores digestivos son la familia de tumores malignos más frecuente en los países occidentales, incluida España, donde la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ha estimado que en 2020 serían diagnosticadas más de 72.000 personas de este tipo de tumores. Esto supone más de uno de cada cuatro nuevos casos de cáncer en nuestro país (25,9% del total). 

Los tumores digestivos son, además, responsables de alrededor de 37.000 muertes al año en España, de acuerdo con los datos de SEOM de 2018, los últimos registrados1. A nivel global, de los cuatro tipos de tumores con mayor porcentaje de fallecimientos, tres son tumores digestivos: el cáncer colorrectal, el de estómago y el de hígado. 

El cáncer colorrectal, con más de 44.200 nuevos casos en 2020, que suponen casi un 16% del total de nuevos diagnósticos de cáncer en España, es el tumor digestivo más frecuente y uno de los tres tipos de cáncer más comunes, junto con el de pulmón y el de mama. Entre los afectados, alrededor del 60% son varones y el 40%, mujeres.

Le siguen los tumores de páncreas (8.338 casos en 2020), de estómago (7.577 casos), de hígado (6.595 casos), de vesícula biliar (2.975 casos) y de esófago (2.383). Aunque estos tipos de tumores no son tan frecuentes como los de colon y recto, algunos de ellos, como el de páncreas, tienen un pronóstico difícil y es clave la detección precoz para tener opciones de tratamiento. 

Referencia en investigación

Además de los muchos ensayos clínicos realizados, el Grupo TTD ha sido uno de los primeros grupos cooperativos en la detección y cuantificación de células tumorales circulantes (CTC) en pacientes con cáncer colorrectal y en la determinación del estado mutacional del gen RAS. 

Fruto de este trabajo, el Grupo TTD ha publicado recientemente los resultados finales del proyecto VISNU, un trabajo pionero a nivel mundial que ha tenido en consideración el perfil de cada paciente para establecer la mejor opción terapéutica en pacientes con cáncer colorrectal avanzado no operables (mCRC) y susceptibles de tratamiento en primera línea. El estudio, coordinado por el Prof. Aranda y los Dres. Eduardo Díaz-Rubio y Javier Sastre, del Hospital Clínico San Carlos, ha contado con la participación de 53 hospitales de todas las CC AA y 1.252 pacientes.

Asimismo, se presentaron, en el Congreso Europeo de Gastrointestinal (WCGC) celebrado el año pasado, los resultados del estudio RE-ARRANGE, una propuesta internacional liderada por el Grupo TTD con participación de Italia y Francia, y 300 pacientes, cuyo objetivo era explorar diferentes dosis-pautas de tratamiento que podrían mejorar la tolerabilidad y ayudar a los pacientes a que durante los dos primeros ciclos presentarán un mejor perfil de seguridad y de cumplimiento en el tratamiento del cáncer colorrectal metastásico. 

En la actualidad, el Grupo está llevando a cabo el estudio CR-SEQUENCE, que será el primero a nivel mundial que evalúe las dos secuencias de tratamiento utilizadas en la práctica asistencial en función de la lateralidad en pacientes con mCRC RAS nativo. De manera adicional, el estudio clínico se acompaña de un estudio molecular para la identificación de biomarcadores de manera dinámica, lo que –según indica el Prof. Aranda- “aportará una valiosa información en la búsqueda de factores predictivos de eficacia y permitirá aproximar cada vez más un tratamiento individualizado del cáncer”.

Formación y elaboración de documentos de consenso

Entre los proyectos formativos del Grupo, destaca la continuidad de dos puestos en marcha el año pasado:

El “Aula virtual”, una iniciativa para divulgar y profundizar en los avances preventivos, diagnósticos y terapéuticos que se están produciendo en estas neoplasias, ya que son esenciales la formación y la actualización en el manejo y abordaje del paciente con cáncer.  Este proyecto formativo de e-learning ha contado con la participación de una treintena de especialistas de 22 hospitales de 12 Comunidades Autónomas y está dirigido a oncólogos médicos y radioterápicos, cirujanos, anatomopatólogos, radiólogos, médicos de Atención Primaria, biólogos y farmacéuticos. “El trabajo e ilusión puesto en este proyecto se ha visto reconocido por el premio recibido a la mejor iniciativa de calidad docente en Oncología por la Fundación para la Excelencia y la Calidad de la Oncología Médica (ECO)”, subraya el Prof. Aranda. 

“El otro proyecto es la entrega, en el marco de este evento, de dos ayudas para proyectos de investigación, que ha contado con una excelente acogida en la que ha sido difícil la selección al haber presentado proyectos altamente competitivos un gran número de investigadores emergentes”, añade el presidente del Grupo. 

Finalmente, el Grupo TTD desarrolla una línea de trabajo dirigida a la elaboración de documentos de consenso con el objetivo de establecer recomendaciones de tratamiento que sirvan de referente a toda la comunidad médica implicada en el manejo de esta patología.

Entre las actividades desarrolladas en todos estos años por el TTD, cabe destacar algunos datos:

  • 13.515 pacientes incluidos en estudios clínicos realizados y en curso
  • 5.143 muestras biológicas analizadas
  • 115 publicaciones en revistas
  • 236 comunicaciones a Congresos
  • 19 documentos de Consenso (9 en colaboración con SEOM)