En el marco de la segunda edición de los Premios BSH – Best Spanish Hospitals Awards®, organizados por la consultora Higia Benchmarking y la compañía líder en codificación hospitalaria ASHO,  se presentó el primer informe COVID-19  que analiza el impacto del coronavirus en los hospitales españoles durante la primera ola.

Entre las principales conclusiones, se ha destacado que, en este periodo, la actividad hospitalaria se concentró sobre todo en pacientes con patologías médicas del aparato respiratorio, con un incremento del 55% en relación al 2019. Por otra parte, la reducción de la actividad quirúrgica estimada ha sido del 48%, llegando a una caída estimada promedio del 61% en servicios como oftalmología y otorrinolaringología; mientras que la ocupación global de camas de las Unidades de Cuidados Intensivos ha aumentado un 40% respecto del 2019.

Entre los datos más relevantes, se ha analizado las defunciones hospitalarias: el 83,3% de los fallecimientos en hospitales estuvieron directamente relacionas con la COVID-19, lo que supone más de 8 de cada 10 defunciones. Y el índice relativo de la ocupación de las UCI debido a la COVID-19 llegó del 78,6%: casi 8 de cada 10 ingresos en UCI.

“El colapso del sistema sanitario hubiera estado muy cerca de ocurrir, en términos globales, si se hubieran mantenido en el tiempo dos datos muy significativos observados durante la semana 14 de 2020, en pleno pico de la pandemia”, aseveró Toni Hidalgo, CEO de Higia Benchmarking; fundador y director de los  Premios BSH – Best Spanish Hospitals Awards®. Hidalgo fue el promotor de la realización de este estudio y quien lo presentó en el marco de la segunda edición de estos galardones.
 
Por su parte, Ruth Cuscó, directora gerente de ASHO, aseguró que “la mejor manera de combatir la pandemia es con información. Son muy pocas las cosas que sabemos sobre este coronavirus, por lo que las decisiones que se toman deben estar basadas en datos objetivos y análisis fiables. De hecho, nuestro compromiso con los Premios BSH – Best Spanish Hospitals Awards® es premiar y reconocer la excelencia que parte de la toma de decisiones en base a un correcto análisis de los datos.”
 
Impacto de la COVID-19 en los hospitales españoles

Este informe ha analizado la información de 75 hospitales, todos ellos participantes de la red de Benchmarking Sanitario 3.0 (BS3), lo que ha permitido comparar los resultados acumulados entre marzo y junio de 2019 y 2020. Para ello se identificaron los ingresos hospitalarios relacionados con la COVID-19 a partir de la Normativa oficial para la codificación con CIE10MC (Clasificación Internacional de Enfermedades 10ª edición Modificación clínica).

Durante la primera ola de la COVID-19 la actividad hospitalaria se concentró sobre todo en pacientes con patologías médicas del aparato respiratorio. En 2019, en los 75 hospitales analizados, se atendieron por patologías médicas respiratorias un total de 30.329 episodios, mientras que en 2020 se ha llegado a los 47.056 episodios, un 55% más.

En relación con la actividad quirúrgica en estos hospitales, los episodios pasaron de 205.127 en 2019, a 106.095 en 2020. La reducción de la actividad quirúrgica estimada es del 48%, caída que llegó al 61% en servicios como oftalmología y otorrinolaringología.

Para entender mejor el impacto de la COVID-19 en los hospitales, hay que tener en cuenta la mayor complejidad de manejo que conllevan estos enfermos”, explicó Hidalgo, quien destacó que un indicador “proxy” de esta complejidad puede ser la tasa de mortalidad hospitalaria, que en 2019 fue del 3,0% y en 2020 ha sido del 5,6%. “Esto se podría interpretar como un aumento del 86,7% en la complejidad y la intensidad de manejo clínico de los pacientes atendidos en 2020 versus el 2019”, apuntó el fundador y director de los Premios BSH.
 
El impacto en las UCI

De acuerdo con este informe COVID-19, la ocupación global de camas de las Unidades de Cuidados Intensivos ha aumentado un 40% respecto del 2019. Y si se compara la tasa de mortalidad de los pacientes ingresados por procesos médicos que han pasado por la UCI, esta ha sido del 13,9% en el 2020, respecto del 8,4% en 2019.“Con este dato se estima que la complejidad y la intensidad de manejo clínico en las UCI en 2020, durante la primera ola de la COVID-19, ha sido un 65,5% superior a lo ocurrido en 2019”,puntualizó Hidalgo, quien también es médico, además de experto en benchmarking.
 
Hallazgos principales en cuanto a la atención hospitalaria de los pacientes COVID-19

Durante los 4 meses de la primera ola de la pandemia, en los 75 hospitales analizados, se identificaron 51.156 episodios de hospitalización de pacientes con la COVID-19. El 40% de los días de estancias hospitalarias de pacientes no quirúrgicos se consumieron por pacientes COVID-19.

En la curva con agregación semanal del porcentaje de casos COVID-19, respecto del total de altas médicas hospitalarias, Hidalgo explicó que “se ha observado un aumento rápido de la proporción de episodios en las 4 primeras semanas, hasta llegar a un máximo en el que el 72% de los pacientes ingresados por procesos no quirúrgicos eran COVID-19, para descender más lentamente hasta valores cercanos al 10%”.
 
En cuanto a las defunciones, el 55% de las defunciones hospitalarias durante la primera ola de la pandemia, en pacientes no quirúrgicos, han estado directamente relacionadas con la COVID-19.

Con un promedio de edad en los pacientes COVID-19 de 63,7 años, la tasa de mortalidad global hospitalaria ha sido del 12,3%, con amplia variabilidad por grupos de edad: la mortalidad a partir de 75 años ha sido del 25,2%, mientras que entre 45 y 74 años de edad la tasa de defunción fue del 6,9%.

Por tipologías clínicas -detalló el experto en gestión sanitaria-, el 55,3% de los pacientes COVID-19 no quirúrgicos, se clasifican clínicamente como neumonías por Covid-19 sin enfermedad pulmonar obstructiva crónica de base. Entre el resto de las 11 tipologías clínicas identificadas, suman menos de la mitad de casos COVID-19.


Colapso sanitario potencial provocado por la COVID-19

El Informe COVID-19 ha arrojado resultados de alto interés: El 44,2% de todos los pacientes no quirúrgicos que pasaron por la UCI eran enfermos de la COVID-19. “Este es el índice de ocupación media de las UCI debido a la pandemia. La atención a pacientes graves no-COVID-19 ha estado muy tensionada”, valoró Hidalgo.

El 83,3% de las defunciones hospitalarias estuvieron directamente relacionas con la COVID-19, lo que supone más de 8 de cada 10 defunciones. Y el índice relativo de la ocupación de las UCI debido a la COVID-19 llegó, en el pico de la primera ola de la pandemia, al 78,6%: casi 8 de cada 10 ingresados en UCI eran COVID-19.

“El colapso del sistema sanitario hubiera estado muy cerca de ocurrir, en términos globales, si se hubieran mantenido en el tiempo estos dos datos, muy significativos, observados durante la semana 14 de 2020, en pleno pico de la pandemia”, concluyó Hidalgo.
 
Segunda edición de los Premios BSH 
 
La segunda edición de los Premios BSH – Best Spanish Hospitals Awards® fue dirigido por Antoni Bassas, reconocido periodista con amplia trayectoria en medios de comunicación de primera línea y cofundador del Diari Ara. Asistieron al evento los consejeros de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero; del País Vasco, Miren Gotzone Sagardui Goikoetxea; y de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre Muñoz. También estuvo presente Concha Andrés, secretaria autonómica de Eficiencia y Tecnología Sanitaria de la Comunidad Valenciana, y Jose Soto Bonel, presidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA).
 
Por parte de la organización, estuvieron presentes Toni Hidalgo,fundador y CEO de Higia Benchmarking (BS3), empresa fundadora y co-organizadora de la segunda edición de los Premios BSH; Ruth Cuscó, directora gerente de ASHO, empresa co-organizadora de la segunda edición de los Premios BSH; Carlos Sevillano, director comercial de ASHO; Isabel Sarabia, directora de metodología y documentación de BS3 en Higia Benchmarking; Francesc Cots, investigador principal del proyecto RECH (Red Española de Costes Hospitalarios).
 
En esta edición, los Premios BSH han congregado a más de un centenar de centros sanitarios de toda España, un 25% más que en 2019, año en el que participaron 80 hospitales. “Consideramos todo un éxito el nivel de convocatoria que hemos conseguido este año, sobre todo teniendo en cuenta que ha sido el año más duro en las últimas décadas para el sector sanitaria y año, también, en el que más tenemos que luchar por el reconocimiento de la labor sanitaria y aportar conocimiento y valor para incrementar la calidad y eficacia del sector”, valoró Toni Hidalgo, fundador y director de los Premios BSH.

En 2020, del total de centros, participaron 52 públicos y 53 privados. Estos centros se han medido por su eficiencia y calidad asistencial, bajo parámetros metodológicos validados por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), que colabora con los Premios BSH.
 
Por comunidades y participación
Cataluña ha sido la comunidad con mayor cantidad de hospitales reconocidos, con 26 centros premiados, seguida de Madrid, con 14 centros reconocidos. Sigue Andalucía, con 11; Valencia, con 7; Canarias, con 5, Murcia y Galicia, con 2 y finalmente País Vasco y Navarra, con 1. En la siguiente infografía, relación de participantes por cada comunidad autónoma y de centros premiados.