La llegada de Año Nuevo siempre es una oportunidad para cambiar y adquirir nuevos hábitos. Por ello, los expertos de Mifarma, empresa líder en venta online de productos de farmacia y parafarmacia, han recopilado una serie de consejos que te ayudarán a controlar los excesos después de Navidad, para empezar 2021 con buen pie y dejar atrás el exceso de comida y el sedentarismo que puede afectar de tantas formas a nuestro estado de salud. Para ayudar a tu cuerpo y mente a recuperar su estado habitual y a comenzar el año de la mejor manera, proponen lo siguiente:

  • Come despacio. Según algunos estudios, el cerebro tarda alrededor de 20 minutos en procesar la sensación de saciedad. Por ello, dedicarle un tiempo a masticar, además de ayudarnos a disfrutar de la comida, puede contribuir a que necesitemos comer menos cantidades. Los complementos naturales, como los comprimidos de alcachofa pueden ser muy beneficiosos para producir saciedad por su alto contenido en fibra, y hacer que las digestiones, tras una época en la que hemos forzado tanto el sistema digestivo, sean más ligeras.
  • Bebe agua. Las bebidas azucaradas o alcohólicas suelen estar presentes cada día en Navidad y hacen que olvidemos que esos 1,5 litros de agua diarios siguen siendo necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Un truco muy útil para estar bien hidratados tras estas fechas, puede ser optar por bebidas más saludables, como infusiones o té. Este de Cupper, de jengibre y té verde, es un buen diurético y, además, contribuye a  prevenir la retención de líquidos en unas fechas tan complicadas.
  • No te obsesiones. “No podemos dejar a un lado la salud mental y centrarnos solo en la física”, subraya Reme Navarro, farmacéutica de Mifarma. “Hay que disfrutar de las fiestas y no obsesionarse con que nos hemos ‘saltado las normas’, darnos un respiro. No hace falta restringir las comidas todos los días, pero sí ser consciente de que buscar el equilibrio durante y tras la Navidad es importante”, añade. 
  • Presta atención a tu piel. Los excesos de Navidad no solo se manifiestan a través de la acidez o el peso, también se ven reflejados en nuestra piel, apagándola y deshidratándola. “Es esencial mantener una buena rutina facial y corporal”, comenta Navarro. “La mala alimentación y la falta de descanso son dos factores muy habituales por estas fechas y, sin duda, afectan de forma negativa a nuestra piel”. Por ello, un sérum de niacinamida puede ser un buen aliado, ya que ayuda a controlar el exceso de sebo y a calmar la pie.
  • ¡Que el ritmo no pare! La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda, al menos, 150 minutos a la semana de ejercicio aeróbico. Es importante que no nos olvidemos de hacer deporte durante las fiestas: paseos largos y a paso ligero, nadar, montar en bicicleta, etcétera. Además, el inicio de año puede ser un buen momento para comenzar a hacer deporte en familia o con amigos.

“Esta Navidad, sin duda, ha sido complicada, pero no por ello menos especial. Hemos disfrutado de unas fiestas navideñas que nos han dado un respiro pero ahora toca volver a la normalidad y recuperar hábitos que habíamos dejado atrás”, comenta Reme. “No podemos dejar a un lado el autocuidado, es esencial mantener nuestra salud de la mejor forma que sabemos, aunque conlleve algún pequeño esfuerzo”, añade.