Como compañía centrada en cuidar, acompañar y atender a las personas mayores y a sus familias, el Grupo Colisée ha asumido la gestión de la residencia Salarich-Calderer de Bagà (Barcelona), un equipamiento para personas mayores con 82 plazas residenciales y 45 empleados.

Tras hacerse cargo de la gestión durante la intervención que dictó la Generalitat con el objetivo de colaborar en la mejora de la seguridad del centro y salvaguardar la salud de los usuarios hasta convertirse en una residencia ‘libre de contagios ‘, recientemente la compañía ha llegado a un acuerdo con la Fundación Salarich-Calderer para asumir la gestión del centro durante los próximos 12 años con opción a 5 más. Esta decisión, que ha contado con la colaboración y predisposición de todas las partes implicadas, abre una nueva etapa para garantizar la estabilidad y futuro de la residencia en el municipio y responder a las necesidades de las personas mayores y sus familias.

El Patronato de la fundación ha manifestado su satisfacción por el acuerdo alcanzado con el Grupo Colisée. Han sido seis meses de negociaciones intensas para poder garantizar la continuidad de la residencia Salarich-Calderer, atendiendo a los trabajadores y velando sobre todo por el bienestar de los residentes, el eslabón más delicado de la cadena.

El alcalde de Bagà y vicepresidente del Patronato de la Fundación Salarich-Calderer, Joan Oña, ha valorado positivamente este acuerdo: «Con este acuerdo podremos dar continuidad a la residencia. La situación económica era tan precaria que hacía inviable mantener la residencia abierta. El Ayuntamiento, conjuntamente con la Generalitat y el Patronato, hemos llegado a un acuerdo con el Grupo Colisée para que éste lleve la gestión de la residencia manteniendo la titularidad de la misma».

Por su parte, el director de Operaciones de Grupo Colisée en España, Toni Guerra, ha destacado la importancia de seguir creciendo en el territorio para situarse cerca de las personas y sus familias: «En un momento excepcional, ahora más que nunca, somos conscientes de que nuestra labor es fundamental para cumplir nuestro propósito, que no es otro que cuidar a las personas mayores y responder a las necesidades urgentes de sus familias. Esta nueva incorporación nos permite seguir cerca de las personas, y hacerlo contando con la colaboración y apoyo de la Fundación Salarich-Calderer y del Ayuntamiento de Bagà es clave para afrontar esta nueva etapa».

El equipamiento, ubicado en el número 9 de la calle Historiador Pere Tomic, cuenta con zonas ajardinadas, instalaciones de calidad y amplias zonas comunes con luz natural. En un entorno cercano y familiar, su equipo humano ofrece una atención integral para garantizar el bienestar, el acompañamiento, la rehabilitación integral y la vida social de los residentes.

Grupo Colisée trabaja aplicando todos los protocolos de prevención, seguridad e higiene, de acuerdo con las pautas y recomendaciones de las autoridades sanitarias y gubernamentales, así como el propio plan de contingencia diseñado por la compañía para todos sus centros.

El plan de contingencia del Grupo Colisée incluye formación continua de los empleados, un protocolo de limpieza reforzada, seguridad en el stock de equipos de protección individual (EPI) para garantizar el abastecimiento, señalización de recorridos, programa interno de tests rápidos y sectorización, entre otras medidas, como mamparas de separación y guantes, mascarillas, solución hidroalcohólica y desinfectante para zapatos y ropa en todas las entradas en el centro.