Normalmente, tendemos a pensar que el volumen y la densidad del cabello son términos idénticos. Sin embargo, la principal diferencia entre ambos conceptos es que la densidad se refiere al número de unidades foliculares que poseemos por centímetro cuadrado, mientras que el volumen dependerá del grosor que tienen cada una de las mismas, al tratarse de lo que ocupa el pelo en cuanto a espacio. Por ello, desde MC360, clínica especializada en medicina capilar, aseguran que será fundamental conocer en qué difieren a la hora de tratar problemas capilares.

“Para el diámetro o el grosor del cabello se utilizan términos como pelo fino y grueso, y cuando se habla de densidad, se utilizan expresiones como pelo delgado o voluminoso. Hay que tener en cuenta que no es lo mismo tener muchas unidades foliculares de un tallo fino que de un tallo grueso, ya que éste aportará más volumen al cabello”, explica la Doctora Cristina Morante, directora médica de la clínica MC360. 

Además, el desconocimiento con respecto a este tema hace que muchas de las personas que comienzan a sufrir la caída del cabello no evidencien la pérdida de unidades foliculares hasta que no han perdido gran densidad, sobre todo aquellos pacientes que tienen el pelo grueso. En este caso, se podrá optar por diferentes opciones para recuperar la densidad, a través de tratamientos como la finasterida o la dutasterida, que nos ayudarán a evitar la pérdida de unidades foliculares, así como a revivir aquellas que están a punto de morir a consecuencia de la acción de la testosterona, o bien mediante un microinjerto capilar.

Por su parte, el injerto capilar conseguirá una mayor densidad en el cabello al colocar nuevas unidades foliculares por centímetro cuadrado y, además, el pelo que se insertará será un pelo con un tallo mucho más grueso que el que tenemos en la zona receptora; logrando también un mayor volumen. “Lo importante es conseguir que óptica y estéticamente tengamos una densidad lo suficientemente buena como para no notar que hemos puesto ese pelo o que en esa zona falta pelo”, indican desde MC360.

No obstante, cada paciente necesitará más o menos cantidad dependiendo de cómo sea su zona genéticamente, por lo que el cirujano deberá valorar la cantidad por centímetro cuadrado que debe colocar para que sea lo más similar posible a la estructura y la densidad que tiene en la zona sana. 

En cambio, para obtener más volumen y que el cabello engruese médicamente, el mejor tratamiento sería el Plasma Rico en Plaquetas, que puede engrosar el diámetro del tallo del pelo en más de un 50%. Además, otros tratamientos con evidencia científica como son el Minoxidil nos ayudarán igualmente a aumentar el grosor del cabello y, por tanto, darle mayor volumen.

“Asimismo, existen otros productos como las fibras capilares que podemos utilizar para aumentar nuestra densidad de forma artificial, o bien fórmulas a base de proteínas y aminoácidos que engruesan la capa externa del tallo para aumentar el volumen”, detalla la directora médica de MC360.