Mientras la tasa de natalidad sigue disminuyendo en España, el número de personas mayores crece paulatinamente. Siendo la expectativa de vida cada vez más alta, se espera que en el 2033 el 25,3% de la población española, o lo que es lo mismo, que 1 de cada 4 personas, tenga más de 65 años. Por lo que las empresas y profesiones relacionadas al cuidado del mayor, se proyectan a gran escala en el futuro. 

Este envejecimiento de la población que ya estamos viviendo (actualmente hay 9 millones de españoles mayores de 65 años) es un reto no solo para las Administraciones Públicas, que tienen que hacer encaje de bolillos para asegurar el sistema de pensiones y garantizar las necesidades sanitarias y de servicios sociales, sino en general para toda la economía.

Si uno no se puede permitir renunciar a la vida profesional para dedicarse al 100% al cuidado de sus familiares mayores más allegados, a día de hoy existen varias soluciones para demostrarles el cariño y que se sientan queridos y atendidos desde el calor de su propio hogar.

La opción de los cuidadores a domicilio se alza como la alternativa más flexible y la más eficiente tanto en personas mayores autónomas como en aquellas con una moderada, severa o gran dependencia.

“Economy Silver”: El sector que augura un potencial crecimiento económico a futuro

El desarrollo de la tecnología está impulsando las plataformas asistenciales a la tercera edad, algo muy bien conocido por los fondos de inversión, que están apostando por este modelo de negocio. Es el caso de Cuidum, la start-up española con presencia a nivel nacional, que cerró el pasado ejercicio con 1,5 millones de facturación neta y tiene como objetivo crecer hasta un 30% en este 2021. Para ello, se mantiene firme en su apuesta por el desarrollo interno de su propia tecnología, a través del machine learning, así como en enfocar sus esfuerzos en optimizar sus procesos operativos, la formación interna y el desarrollo del talento humano de sus trabajadores.

Cuidum se ha logrado posicionar como líder del sector sin inversiones desmesuradas. Es más, de sus 5 años en el mercado, ha participado en solo tres rondas de financiación, de 70.000 euros, 500.000 euros y otros 500.000 euros respectivamente, cifras por debajo de sus competidores, siendo más que viable para convertirse no solo en una start-up líder, sino también en una empresa rentable. 

Estos  datos no solo son muestra del futuro de Cuidum y del sector, sino también reflejan la elección de la población de personas mayores. De hecho, más del 80% de los mayores de 65 años prefieren envejecer en casa, ya que les permite mantener un contacto más estrecho con familiares, amigos y conocidos, les garantiza mayor intimidad y les proporciona mayor autonomía y libertad durante la etapa del envejecimiento.