El proyecto “Tubuladora segura para ventilación no invasiva en pacientes afectados por COVID-19”, llevado a cabo por la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), Murcia, avanza satisfactoriamente.

Puesto en marcha tras decretarse el estado de alarma, el mes de marzo del pasado año, en colaboración con Fundación Primafrio, entre otras entidades de la Región que, desinteresadamente, están contribuyendo a la investigación para la lucha contra la Covid-19, el proyecto surgió de la necesidad de fabricar material sanitario que supliera la falta de recursos en los centros sanitarios, mejorando los requerimientos que son de aplicación para el tratamiento de pacientes afectados por Coronavirus que necesitan ventilación a la vez que suministro de medicación.

Atendiendo a las necesidades expresadas por el SMS (Servicio Murciano de Salud) de contar con dispositivos para el tratamiento de oxigenoterapia de pacientes en los primeros estadios de la enfermedad del Covid-19, los esfuerzos realizados por el equipo de investigadores de la UPCT, formado por la Dra. Dolores Ojados y el Dr. Joaquín Roca, se han centrado en el desarrollo para la ventilación por Terapia de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP).

Entre los problemas detectados para la aplicación de los dispositivos existentes en pacientes afectados por Covid-19, el más preocupante es el de la propagación del virus a través del aerosol que se produce en la fase espiratoria del ciclo respiratorio. Con el fin de resolver este problema, los investigadores de la UPCT han propuesto el uso de máscaras faciales completas, descartando ya el uso de las nasales, y la inclusión de filtros antibacterianos/antivirales.  En este sentido, el trabajo se ha orientado en el diseño y perfeccionamiento de un elemento necesario para conectar dicha máscara al respirador.

En esta primera fase de trabajo, desde la UPCT, se ha diseñado una interfaz que permite la conexión de los elementos del circuito de paciente habitualmente utilizados en clínica, posibilitando la administración de terapias CPAP a pacientes afectados por Covid-19.

El diseño se ha perfeccionado hasta en tres iteraciones, dando como resultado la confección de un prototipo mediante impresión SLA, empleando una resina con biocompatibilidad certificada.

Capacidad de interconexión de los elementos utilizados con los equipos CPAP disponibles en el SMS de distintos fabricantes, posibilidad de conexión de filtro antiviral en la línea de evacuación espiratoria y disponibilidad de punto de conexión de la línea para la toma de muestras del analizador de gases, fueron los requisitos de diseño.

Como resultado, el prototipo final ha sido aceptado por el especialista clínico del SMS, el Dr. César Cinessi, y ha sido propuesto para su evaluación mediante investigación clínica, una vez autorizada esta por el Comité Ético de Investigación con medicamentos (CEIm), del Servicio Murciano de Salud.

Siguiente paso: validación por parte de la AEMPS

Una vez superada la aprobación del Comité Ético, el siguiente paso es la solicitud de validación por parte de la AEMPS (Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios).  Superar esta fase conllevaría la fabricación aditiva del producto a demanda.

Un gran avance para nuestro sistema sanitario si tenemos en cuenta que podría disponer de todo este desarrollo, preparado para posibles eventualidades y emergencias futuras propiciadas por la Covid-19, pero también un gran avance para la sociedad. Y es que disponer de un producto de estas características, validado por la AEM, tras un proceso de investigación conjunta y colaborativa entre entidades educativas, sanitarias y empresas privadas sería todo un logro en nuestro país.

En este sentido, Fundación Primafrio, que desde sus inicios apuesta firmemente por la innovación, decidió desde el primer momento sumarse a la lucha contra el Covid-19, ratificando su compromiso con la sociedad.  En palabras de Juan Conesa, presidente de la institución, “desde Fundación Primafrio, nos sentimos muy orgullosos del excelente trabajo que están haciendo los profesionales sanitarios e investigadores de nuestro país. No podíamos dejar de sumarnos a la lucha contra este virus que está dejando terribles consecuencias en la vida de tantas personas”.

El proyecto está siendo desarrollado por investigadores del departamento de Automática, Ingeniería Eléctrica y Tecnología Electrónica de la Universidad Politécnica de Cartagena, así como del Servicio de Diseño Industrial y Cálculo Científico, coordinados por los profesores Joaquín Roca y Lola Ojados.