La Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) ha celebrado, en formato virtual, la Reunión Anual de Conclusiones del 62o Congreso de la Asociación Americana de Hematología (ASH por sus siglas inglesas), una cita científica que se ha convertido en un “espacio de difusión, con sentido crítico, de las actualizaciones de los distintos aspectos de la especialidad de Hematología, presentadas y comentadas por expertos nacionales, que nos ayudan a definir estrategias diagnósticas y de buenas prácticas clínicas adaptadas a nuestro medio”, señalan Ángela Figuera, del Hospital Universitario de La Princesa (Madrid) y Josep F. Nomdedeu, del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (Barcelona), coordinadores de esta reunión.

Del amplio programa científico abordado a lo largo de tres jornadas, los coordinadores destacan “la descripción de la historia natural de las neoplasias mieloproliferativas crónicas con el reconocimiento de la adquisición temprana de mutaciones driver y la posibilidad de realizar una intervención precoz para impedir la progresión clonal; la aparición continuada de nuevos fármacos diana específicos que mejoran los anteriores y se sobreponen a los mecanismos de resistencia, y el impresionante desarrollo de la inmunoterapia, tanto humoral (anticuerpos) como celular (terapia CAR-T) y su aplicación, no solo en enfermedad avanzada,sino en primera línea, sola o combinada con terapias existentes”.

Sobre este tema ha girado una de las ponencias más novedosas, en la que se han presentado los resultados preliminares de la edición genética, mediante técnicas de CRISPR/Cas9, en la terapia CAR-T para permitir la creación de CARs alogénicos, por el momento estudiados en leucemia aguda linfoblástica (LAL) y en mieloma múltiple. Esta manipulación genética permite suprimir el rechazo y la enfermedad injerto contra receptor, lo que permitiría una terapia CAR más eficaz, más barata, de procedimiento más sencillo y disponible para todo tipo de pacientes (un CAR universal).

Además, en ASH 2020 se presentaron datos de seguimiento a 3-4 años de CARs autólogos para linfoma y LAL avanzado, que consolidan respuestas duraderas, lo que ha animado a estudiar su uso en primera línea en algunas de estas neoplasias.

Por otra parte, en la mayoría de las enfermedades hematológicas se han presentado estudios sobre la incorporación de nuevos fármacos en combinación con terapias más clásicas, destacando la utilización transversal para enfermedades distintas a las de su desarrollo inicial, y la adición de inmunoterapia con anticuerpos monoclonales cada vez más eficaces y poli específicos.

En el campo del trasplante alogénico, el uso de ciclofosfamida post trasplante ha equiparado los resultados de cualquier tipo de donante, sin considerar la identidad HLA.

Sobre la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH)

La SEHH es una sociedad científica cuyo fin es la promoción, desarrollo y divulgación de la integridad y contenido de la especialidad de Hematología y Hemoterapia en sus aspectos médicos, científicos, organizativos, asistenciales, docentes y de investigación. La hematología como especialidad abarca todos los aspectos relacionados con la fisiología de la sangre y los órganos hematopoyéticos, el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades benignas y malignas de la sangre, el estudio del sistema de hemostasia y coagulación, y todos los aspectos relacionados con la medicina transfusional, incluyendo el trasplante de progenitores hematopoyéticos. La función profesional del hematólogo cubre todas las vertientes del ejercicio de la especialidad.

Con 61 años de historia, la SEHH es hoy día una organización con importante repercusión científica. Muchos de los cerca de 2.800 profesionales que la forman son figuras internacionalmente reconocidas y contribuyen a que la hematología sea una de las partes de la medicina española con más prestigio en el exterior. La Sociedad considera que para una óptima atención de los pacientes es imprescindible contar con acceso a los avances médicos, fomentar la investigación y disponer de especialistas bien formados y altamente cualificados en el manejo de las enfermedades hematológicas.