1. El Grupo Español de Hematogeriatría (GEHEG), de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), ha celebrado su workshop anual poniendo el foco en el impacto de la COVID-19 en los pacientes hematológicos de edad avanzada. “Sabemos que la edad es determinante en la tasa de mortalidad de los pacientes infectados por el SARS-CoV-2 y esto incluye, especialmente, a los pacientes con cáncer hematológico”, asegura Concepción Boqué, presidenta del GEHEG y hematóloga del Hospital Duran i Reynals-Instituto Catalán de Oncología (ICO).Pero hay un aspecto que la especialista quiere destacar y es el impacto psicológico negativo que la actual pandemia está teniendo en los pacientes mayores con cáncer de la sangre. “Hemos asistido a importantes cambios en la organización asistencial, a los que personas de edad avanzada les cuesta especialmente acostumbrarse. Estos pacientes también han sufrido retrasos de los estudios diagnósticos o en el inicio de algunos tratamientos, y se han tenido que adaptar a las visitas telefónicas, las reprogramaciones de exploraciones complementarias y, sobre todo, al asilamiento durante los ingresos”, explica Concepción Boqué.Concretamente, los pacientes que estaban recibiendo tratamientos oncoespecíficos o que se encontraban con enfermedad activa han sido los que se han visto más afectados por esta nueva situación. Tal y como señala la presidenta del GEHEG, “hay que tener en cuenta que las personas con cáncer hematológico presentan una gran dependencia de los hospitales (los cuales han vivido y están viviendo una situación de estrés), y están experimentando una gran soledad e incertidumbre durante sus ingresos”. Además, “el mayor reto al que nos enfrentamos los especialistas en hematogeriatría es predecir los riesgos añadidos que suponen los tratamientos frente a los beneficios que aportan”.

1

En general, “nuestra sociedad ha envejecido rápidamente, pero no ha sabido adaptarse a ello, por lo que está claro que se requieren cambios y ahora es cuando contamos con una ventana de oportunidad para mejorar”, afirma la Dra. Boqué. Por ello, desde el GEHEG trabajan en aproximarse más a los geriatras, “para compartir y afrontar con ellos los diferentes desafíos para vivir en una sociedad con personas de edad avanzada con buena salud, que no exista discriminación por razón de edad en la toma de decisiones de tratamiento y que nuestros pacientes cuenten con la seguridad de que disponen del soporte sanitario que necesitan”.

En este sentido, desde el GEHEG quieren animar a trabajar por la dignificación de los pacientes mayores, algo que solo se conseguirá si se invierten más recursos para poder atender su complejidad.

Sobre la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH)

La SEHH es una sociedad científica cuyo fin es la promoción, desarrollo y divulgación de la integridad y contenido de la especialidad de Hematología y Hemoterapia en sus aspectos médicos, científicos, organizativos, asistenciales, docentes y de investigación. La hematología como especialidad abarca todos los aspectos relacionados con la fisiología de la sangre y los órganos hematopoyéticos, el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades benignas y malignas de la sangre, el estudio del sistema de hemostasia y coagulación, y todos los aspectos relacionados con la medicina transfusional, incluyendo el trasplante de progenitores hematopoyéticos. La función profesional del hematólogo cubre todas las vertientes del ejercicio de la especialidad.

Con 61 años de historia, la SEHH es hoy día una organización con importante repercusión científica. Muchos de los cerca de 2.800 profesionales que la forman son figuras internacionalmente reconocidas y contribuyen a que la hematología sea una de las partes de la medicina española con más prestigio en el exterior. La Sociedad considera que para una óptima atención de los pacientes es imprescindible contar con acceso a los avances médicos, fomentar la investigación y disponer de especialistas bien formados y altamente cualificados en el manejo de las enfermedades hematológicas.