“Bienvenido. Algunas personas con 85 juegan al tenis, mientras que otras viven con dolores desde los 60. Sólo con haberte instalado esta app estás demostrando que quieres ser del primer grupo. Lo que necesitas es un plan”. La voz de Clara Fernández, cofundadora de la aplicación Rosita Longevity, da la bienvenida al usuario a través de este mensaje, toda una declaración de intenciones. La app, que ayuda a desarrollar hábitos saludables desde casa en forma de itinerarios personalizados para incrementar la longevidad, ha sido creada por la startup valenciana Hearts Radiant, ubicada en Cofrentes. En su proceso de gestación intervino Bridge for Billions, una de las redes de emprendimiento más grandes del mundo que crea, diseña y gestiona programas de incubación online. “Nos encontramos con un equipo de mentores que nos ayudó a rellenar muchos huecos estratégicos. Tener reuniones semanales de debate con una agenda clara fue esencial para organizarnos y acelerar nuestros procesos en marzo y abril de 2020, donde además vivíamos en la burbuja de la pandemia”, recuerda Clara. 

Tras el periodo de incubación, tanto Fernández como Juan Cartagena, su otro cofundador, lanzaron Rosita Longevity a finales de septiembre del año pasado. Desde entonces, la aplicación ha crecido hasta alcanzar los 6.000 usuarios y ha cerrado una ronda de financiación de 430.000 euros liderada por el fondo JME Ventures, junto a KFund, Seedcamp y NextVentures. “Desde el principio hemos sido muy ambiciosos y realistas sobre el potencial del producto en el mercado. El momento de realización fue cuando en abril teníamos miles de usuarios participando en nuestros vídeos en directo y tomamos conciencia de que, o montábamos algo nosotros, o nos iban a adelantar. Solos no íbamos a poder contratar al equipo que necesitábamos y decidimos que no merecía la pena esperar a buscar inversión futura”, explica Clara. Tanto para ella como para Juan fue clave que los inversores estuvieran involucrados en su misión y entendiesen el impacto potencial que generaría en la sociedad, no sólo su modelo de negocio. “Tienes que asegurarte de tener la mejor radiografía del usuario tipo, de entender el problema que estás resolviendo, y de que eres la mejor persona para montar dicho proyecto”, aconseja Fernández a todos aquellos emprendedores que se planteen dirigirse a inversores.

Salud física en un mundo post COVID 

Rosita ayuda a los usuarios a crear un plan de longevidad a través de actividades personalizadas diseñadas por expertos. La aplicación, que dispone de consulta con fisioterapeutas, yoga, fitness, entrenamiento funcional, baile activo e incluso kárate, se ha convertido en un referente para los mayores de 65 años que quieren cuidar de su salud, especialmente en la era posterior al COVID. “El confinamiento ha tenido un impacto terrible en la salud de las personas mayores, sobre todo porque ha aumentado el sedentarismo de una manera drástica y eso será muy negativo a medio y largo plazo en todos los factores de riesgo que acelera. Durante estos meses de COVID, el impacto más grande de Rosita está siendo el hecho de crear un espacio donde las personas pueden conectarse y crear hábitos saludables”, comenta Fernández.

Desde Hearts Radiant eran muy conscientes de dicha realidad incluso antes de la llegada de la pandemia, pues Clara lleva más de ocho años gestionando la Escuela de Longevidad del Balneario de Cofrentes, un lugar donde enseñan a más de 15.000 mayores a envejecer con salud creando sus propios planes de longevidad. Por su parte, Juan procede del ámbito de las startups tecnológicas, por lo que juntos decidieron crear un proyecto que acercara los últimos descubrimientos del mundo de la longevidad a las personas mayores.

De cara al futuro, el reto de Clara y Juan es doble: convertir Rosita Longevity en la cuarta aplicación dentro del móvil de las personas mayores e incrementar la esperanza de vida saludable de sus usuarios. Este último dato difiere de la esperanza de vida (83,5 años, según el Instituto Nacional de Estadística), pues hace referencia a la cantidad de años que se estima vivir con buena salud de media, sin dolores ni enfermedades limitantes. “Aquí es dónde está la clave real, lo que queremos es aumentar los años con buena salud. La media nacional española está en 68 y creemos que en 5 años podemos subirla a 70”, comenta Clara.  De forma paralela a la aplicación, Hearts Radiant está desarrollando estudios clínicos para crear sus propios diagnósticos integrados en el móvil y poder medir la evolución de los usuarios en diferentes ámbitos.