Jesús Peralta Calvo, FEA de Oftalmología, Hospital La Paz, Madrid. Profesor Asociado de Oftalmología, UAM.
El glaucoma se define como el daño producido en el nervio óptico como consecuencia de una presión intraocular elevada. Puede tener diversas causas, pero, con mucho, el tipo más frecuente es el llamado “glaucoma crónico simple” o “glaucoma primario de ángulo abierto”. Es una patología muy común en la población, más frecuente en mayores, y más frecuente todavía cuando hay antecedentes familiares de glaucoma. Su etiología es desconocida, aunque se sabe que existe un problema en el sistema de evacuación del líquido que rellena el globo ocular, por lo que éste se acumula y aumenta la presión dentro del ojo.
  + INFORMACIÓN