Los ocho mayores países europeos [1] verán incrementar su población de más de 65 años de forma notable hasta el año 2035, sumando 21,7 millones de personas al segmento de la Tercera Edad, según el informe “European Healhcare – A Growth Market” elaborado por Colliers.

“En promedio, el 25% de la población total de dichos países se situará en el segmento de la Tercera Edad, lo cual supondrá una masa crítica muy significativa susceptible de recibir atención especializada e impulsará el nacimiento de nuevos activos y modelos de atención destinados a las personas mayores, más allá de la tradicional residencia de ancianos, entre los que se incluyen las viviendas asistidas y las comunidades para jubilados.” comenta Jorge Laguna, Business Intelligence Director en Colliers Spain.

Un mercado en crecimiento

Damian Harrington, Director, Head of Research en Colliers EMEAexplica: “Sabemos que la comunidad inversora internacional continúa diversificándose y en búsqueda de nuevos nichos y tipos de activos alternativos destinados a los Mayores. El binomio riesgo-beneficio en el sector Healthcare y en el mercado de Senior Living resulta positivo a largo plazo, tal y como demuestran mercados maduros como el Reino Unido. Esto, junto con el crecimiento significativo de la demanda de activos y servicios de atención a mayores, está atrayendo una mayor diversidad de capital a este sector. 

Tal y como refleja nuestro informe, el mercado se verá impulsado por el incremento de la población de 65 años hasta 2035, que además contará con mayor poder adquisitivo respecto a la población en este segmento de edad actualmente y tendrán nuevas exigencias, por tanto esperamos una auténtica revolución en cuanto a nuevos modelos y activos destinados al cuidado de nuestros Mayores
”.

A medida que los baby boomers envejezcan y se conviertan en clientes de los productos destinados a los Mayores, desearán instalaciones de vanguardia que se centren en la tecnología y la prestación de atención médica de calidad. Las viviendas para personas mayores que tengan un espacio destinado a consultas médicas, presenciales y/o virtuales, con personal ampliamente cualificado, tendrán más probabilidades de atraer residentes que las instalaciones obsoletas que no incluyan estas facilites”. – continúa Damian Harrington

Por su parte, Alberto Díaz, Managing Director de Capital Markets en Colliers Spain apunta:“desde hace meses, estamos viendo un peso cada vez mayor del capital proveniente de América del Norte, Asia y Europa dirigido al sector de Healthcare & Senior Living, aunque también constatamos que los inversores tienen reticencias respecto a algunos riesgos asociados a estos activos, como la obsolescencia de las instalaciones o los operadores financieramente débiles. Sin embargo, España se sitúa en una posición privilegiada en el mercado futuro, fundamentalmente por su fuerte atractivo en cuanto a clima, estilo y calidad de vida y personal sanitario especializado, que le convierten en un país propicio para el desarrollo de nuevos modelos de atención dirigidos tanto a la población nacional como a los Mayores extranjeros.”

Desequilibrio entre oferta y demanda y nuevos modelos en el sector

Los cambios en la demografía mundial están impulsando una creciente demanda de productos residenciales especializados, ya sean Senior Resorts, Comunidades de jubilados o Residenciales a medida que ofrecen atención médica especializada. En Europa este mercado sigue estando insuficientemente abastecido y requerirá de elevados niveles de inversión para satisfacer la demanda futura.

El crecimiento del gasto del consumidor en atención médica privada y en seguros médicos privados continuará impulsando también la demanda subyacente de una gama más amplia de activos de atención médica. Esto, unido a un menor protagonismo de los Estados en la atención a mayores, creará oportunidades adicionales para los inversores, aunque de naturaleza más compleja y especializada.