DomusVi ofrece a los cuidadores su programa personalizado Respiro Familiar, un formato que se adapta a las necesidades de cada familia o cuidador, para atender en las residencias a sus seres queridos de avanzada edad con estancias cortas, cuando las personas no pueden permanecer en su domicilio particular durante un breve período de tiempo.

La mejora generalizada de la situación de la pandemia y la vacuna contra el COVID-19 permiten que poco a poco se vaya retomando la normalidad y, con ello, reanudar con total seguridad uno de los servicios más solicitados de DomusVi, especialmente en época de verano: las estancias temporales y de respiro familiar.

Los programas de Respiro Familiar permiten un período de descanso y de tiempo libre a las personas cuidadoras, al tiempo que las personas mayores están cuidadas y atendidas durante todo el día por un equipo de profesionales que se esfuerza por brindarles el mejor servicio. Los profesionales sociosanitarios trabajan para que la persona tenga una atención personalizada, para sentirse como en casa. En el programa de Respiro Familiar se incluyen actividades terapéuticas y de ocio; además de todos los servicios del centro residencial orientados a la salud y al confort para mantener una óptima calidad de vida, manteniendo informada en todo momento a la familia para su tranquilidad.