Los seres humanos estamos en constante búsqueda de mejora personal. Cuando queremos hacerlo, solemos recurrir a hacer ejercicio, probar dietas más sanas o eliminar de nuestra vida hábitos poco saludables. Todo ello son opciones recomendables, pero a veces nos olvidamos de que buena parte de lo que nos afecta son las personas que nos rodean.

Normalmente, solemos ignorar el hecho de que las personas somos mucho más que nuestro ser individual. Las personas que nos rodean, ya sean amigos, familia o pareja sentimental, ejercen una enorme influencia sobre nosotros y forman parte, en definitiva, de lo que somos.

No obstante, en ocasiones, por diversos factores, es posible que hayamos perdido algunas de nuestras amistades más antiguas, o que no encontremos en las relaciones que tenemos la confianza o complicidad que nos gustaría encontrar.

Por ello, desde Canal Sénior te queremos introducir el concepto del ‘moai’, una tradición japonesa relativa a las amistades duraderas, y descubrirte los beneficios del mismo. Si deseas saber más, puedes seguir leyendo.

Los moais: el grupo de amigos o amigas que siempre está ahí

En la isla de Okinawa, en Japón, viven algunas de las personas más longevas de la Tierra como ya te detallamos en este post. Entre los secretos de esta ‘zona azul’ del planeta (así es como se llama a algunas de las regiones más longevas del globo) está una dieta saludable, el ejercicio físico moderado… y los beneficios de tener un grupo de gente que se preocupa por tí.

El ‘moai’ es una palabra en japonés que significa “reunión para un propósito común” y se refiere a un grupo de aproximadamente 5 amigos que se apoyan en todos los aspectos de la vida.

Desde el apoyo emocional en momentos duros o el compartir experiencias juntos, los moai son un grupo de gente que forma una red de cuidados al margen del núcleo familiar.

Según el estudioso de las zonas azules Dan Buetnner, la pertenencia a un grupo de amigos cercano es un hecho recurrente en las zonas más longevas de la Tierra. “Los amigos pueden ejercer una influencia mensurable y continua sobre tus hábitos de salud de maneras en que una dieta nunca podría”, dijo Buettner.

Las claves para encontrar a tus moais

La clave para crear un moai exitoso es comenzar con gente que tiene intereses, pasiones y valores en común. No importa que estos sean relativos a las aficiones que tengamos, nuestro interés por disciplinas del conocimiento o por nuestra forma de ver la vida: la clave es tener algo potente en común.

Ese algo en común puede incluso ser un lugar (¿quién no ha desarrollado fuertes amistades en su lugar de veraneo?) un propósito (labores solidarias, un deporte, un voluntariado) o muchas cosas más. Sin lugar a dudas, la clave es encontrar personas con las que nos sintamos identificadas y que sepamos que siempre van a estar ahí.

Ahora te daremos unas cuantas claves que pueden servirte de ayuda para encontrar a tus moais:

  1. Socializar más a menudo. Puede parecer evidente, pero la manera más fácil de conocer gente es salir a socializar con mayor frecuencia (quedadas, eventos, cumpleaños,etc). Aunque la pandemia ha supuesto un freno a todas estas ocasiones, el rápido ritmo de vacunación nos puede ayudar a recuperar nuestra vida social, manteniendo siempre las debidas precauciones.
  2. Compartir nuestros hobbies con los demás. Una manera estupenda de encontrar a nuestros moais es encontrar gente con la que compartamos aficiones. Así pues, si nos apasiona la pintura, apuntarnos a una escuela artística es una magnífica ocasión para conocer a gente con nuestras inquietudes. Si nos gusta practicar el ciclismo, unirnos a un club ciclista nos puede ayudar a conocer a gente con la que nos sintamos identificados, y así un largo etcétera.
  3. Utilizar las redes sociales. El uso de redes sociales es una manera estupenda de conocer a gente, aunque sea a distancia. En las redes sociales la gente suele publicar muchas cosas que pueden darnos pistas sobre su manera de pensar, de sentir, de actuar… que nos pueden ayudar a conocer gente con nuestras mismas características y formas de pensar.
  4. Hablar largo y tendido. Muchas veces es posible que nos llevemos bien con una persona pero que no hayamos pasado la barrera de la conversación casual. Si la ocasión lo permite, quizás comenzar a tener una larga conversación sobre temas más profundos nos lleve a sorprendernos sobre lo mucho que tenemos en común.
  5. Perder el miedo a expresarnos. Muchas personas tienen problemas para expresar lo que sienten o piensan sobre algo, por miedo a quedar en ridículo o por las apariencias. En general, si no expresamos lo que sentimos, no dejamos que los demás puedan conocer quiénes somos realmente.

En general, la clave para encontrar a tus moais es conocer gente con la que puedas compartir inquietudes y formas de pensar. A este respecto, Canal Sénior te ofrece una gran variedad de seminarios, cursos y charlas con las que podrás profundizar en los temas que te interesen y quizás, conocer a gente con los mismos intereses que tú. Es fácil, ?¡y lo tienes a tan sólo un clic de distancia! ¡Regístrate ya!