Según datos oficiales del Ministerio de Derechos Sociales, en los primeros siete meses del año, 29.157 personas fallecieron en las listas de espera de la dependencia (17.733 dependientes con derecho pendientes de prestación y 11.424 pendientes de resolución de grado). 

En las Comunidades que más ha aumentado las personas beneficiarias con prestación en lo que va de año han sido Principado de Asturias en un 11,1% (+2.690 nuevos beneficiarios) y Comunidad de Madrid en un 10,5% (+14.054). Por el contrario, en Navarra y País Vasco ni siquiera se ha mantenido la tasa de reposición disminuyendo el número de beneficiarios en -79 y -266 respectivamente.  

Lejos de nuevos discursos, fotos e intenciones, son necesarias medidas urgentes para evitar el sufrimiento y abandono de las personas más vulnerables de nuestro país. El gobierno de España y los Gobiernos Autonómicos deben acometer reformas que agilicen los trámites. Es necesario simplificar los procedimientos y aplicar medidas de suspensión y flexibilidad del servicio o prestación sin necesidad de resolución de un nuevo procedimiento. Hay que avanzar hacia la prescripción social del profesional de referencia como único requisito para la ejecutividad y puesta en marcha de las prestaciones.   

Ya se han recuperado los recortes del 2012 y se han incrementado los presupuestos, hay que recortar procedimientos para evitar el sufrimiento y desatención de las personas en situación de dependencia, y la vergüenza de que 139 personas fallezcan cada día a la espera de algún procedimiento de la Ley. 

DATOS SOBRE MORTALIDAD DE PERSONAS BENEFICIARIAS DEL SAAD 

Los datos del MoMo, que elabora también el Ministerio de Derechos Sociales, analizando la mortalidad de las personas del Sistema de Atención a la Dependencia, dejan dos conclusiones destacables: 

130.661 personas solicitantes de la dependencia han fallecido en España en los 7 primeros meses del año. De ellas, 11.424 estaban pendientes de resolución de grado90.491 eran personas beneficiarias de los servicios y prestaciones del SAAD y 17.733 estaban pendientes de recibir las prestaciones que les correspondían por derecho.  

El número de personas en situación de dependencia fallecidas, durante el primer semestre de 2020, que estaban siendo atendidas mediante servicios y prestaciones en su domicilio es similar a la cifra registrada durante los seis primeros meses de 2020. Sin embargo, el número de personas fallecidas en residencias ha disminuido en un 47% en 2021 respecto a 2020 pasando de 44.882 personas fallecidas en el primer semestre de 2020 a 23.749 en 2021.