Cruz Roja Bizkaia desarrollará el próximo viernes, 17 de septiembre, en su sede de la calle José María Olabarri, número 6 de Bilbao, en horario de 11.00 a 13.00 horas, un taller monográfico denominado ‘Prevención de caídas’, dirigido a las personas mayores. El mismo será impartido —con todas las medidas necesarias de seguridad y prevención frente al coronavirus— por Marina Lorenzo y Amaia Zabala, fisioterapeutas del grupo sociosanitario vasco IMQ Igurco, profesionales con una extensa experiencia en este campo.

La iniciativa servirá de entrada a la Semana de Concienciación sobre la Prevención de Caídas 2021, que cada septiembre, el primer día de otoño, promueve el Consejo Nacional del Envejecimiento de Estados Unidos (National Council on Aging), bajo el lema Falls Free (libre de caídas). Este año las actividades de la semana se desarrollarán en su mayor parte del 20 al 24 de septiembre, dirigidas a alentar a las organizaciones y administraciones a organizar y promover actividades de detección y educación para la prevención de caídas, con el fin de crear conciencia sobre el impacto de las caídas entre los adultos mayores y ofrecer soluciones prácticas para su prevención.

Tal y como destaca Virginia Pizarro, técnica en gestión de proyectos con personas mayores de Cruz Roja Bizkaia, «el taller de Cruz Roja se orientará hacia la detección de la fragilidad de las propias personas mayores (formación para el autorreconocimiento), así como a la formación en cuanto a la valoración de las consecuencias de una caída (detección de lesiones graves) y a la incorporación desde el suelo en el caso de que la persona mayor se haya desplomado y no exista una lesión que le impida incorporarse. El taller también incluirá la formación de las personas mayores en ejercicios de potenciación muscular y equilibrio para la prevención de la recurrencia de caídas».

Por su parte, Marina Lorenzo y Amaia Zabala, fisioterapeutas del grupo sociosanitario vasco IMQ Igurco, ponen de relieve que, según una investigación publicada en la Revista Española de Geriatría y Gerontología«la incidencia de caídas aumenta progresivamente con la edad. Según la literatura científica existente, aproximadamente una de cada 3 personas mayores de 65 años se cae en un año, y esta cifra puede llegar al 50% en el caso de los mayores de 80 años; además, la mitad de las personas que se caen presentan más de una caída».

Según los datos recogidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Estados Unidos, entre el 20 y el 30% de las personas mayores que se caen sufren lesiones moderadas o graves, tales como hematomas, fracturas de cadera o traumatismos craneoencefálicos. De hecho, la edad es uno de los principales factores de riesgo de caída, siendo las personas mayores de 65 años las que presentan mayor mortalidad o lesión grave tras sufrirla.