El capital los prefiere senior. En el primer trimestre de 2021, la inversión en viviendas especializadas para personas de la tercera edad ha batido récords en Europa, hasta alcanzar 4.000 millones de euros, según un informe elaborado por la consultora británica Savills.

La cifra supone incrementar la inversión un 38% respecto la media de los últimos cinco años. El segmento, que engloba tanto senior living como residencias para la tercera edad, espacios más medicalizados, apenas ha sentido la pandemia y en 2020 las transacciones se situaron en 7.500 millones de euros, sólo un 4% por debajo de 2019, que se cerró como un año de récord. Para este año, la consultora estima que se vuelva a batir un récord de inversión en el sector.

En el primer trimestre del año, un 60% de la inversión ha provenido de capital extranjero, la cifra más alta registrada. Bélgica, Francia, Luxemburgo, Estados Unidos y Suecia son los países que están capitaneando la inversión.

Por otro lado, la inversión se concentra en Alemania y Reino Unido, que copan el 54% de la inversión total los últimos doce meses. Aun así, la consultora alerta de que el interés por el segmento se está expandiendo por Europa y las inversiones han aumentado con fuerza en España, Suecia e Italia durante el último año. En concreto, el mercado español ha copado el 7% de la inversión de los últimos doce meses, mientras que en los últimos cinco años había copado un 4% del capital.

España copó un 7% de la inversión en Europa durante los últimos doce meses

La consultora apunta que la inversión en senior living cuenta con fundamentales sólidos. Para 2050, los mayores de 65 años representarán el 30% de la población, frente el 20% que copan actualmente, mientras que la población muy mayor (más de ochenta años) representará el 11% de la población, frente el 6% actual, según las previsiones de la Comisión Europea.

Aunque el envejecimiento de la población será desigual entre los países del continente, con mercados como Italia, Alemania o Portugal al frente del crecimiento de la población senior. Las residencias para personas de la tercera edad han copado el 76% de la inversión en los últimos cinco años. “El sector está más desarrollado en esta área que en viviendas independientes especializadas, un segmento que apenas está emergiendo en algunos países de Europa”, apunta la consultora.

Mientras que las operaciones sobre residencias de ancianos se cierran mediante fusiones y adquisiciones (M&A) y grandes acuerdos de cartera, el segmento de viviendas para personas mayores suele protagonizar operaciones a través de acuerdo con financiación a plazos.

Actualmente, entre los inversores del sector se encuentran reits (el régimen social equivalente a la socimi) públicas y privadas, fondos de inversión, fondos de pensiones, entidades financieras y desarrolladores. En los últimos dos años, el mayor inversor de senior living en Europa ha sido la reit Aedifica, con 903 millones invertidos, seguida de Cofinimmo, compañía con activos en España, que ha destinado al segmento 645 millones de euros en los últimos 24 meses.

A ellos le siguen la entidad financiera Caisse des Depots, con una inversión de 624 millones de euros; la gestora de inversiones Swiss Life AM, con 532 millones de euros, y el fondo Lone Star, que ha destinado 469 millones de euros al segmento del residencial para la tercera edad en los últimos dos años. Los yields en el segmento se han mantenido entre 3,3% y 5,8%, mientras que en los activos prime la horquilla puede extenderse del 3,9% al 6%.