Más virtual, más eficiente y más datificada. Así se esboza la atención hospitalaria del futuro, en una época de cambios acelerados como consecuencia de la irrupción de la pandemia de la covid-19 así como la entrada en una nueva etapa marcada por la generalización de la vacunación y la menor virulencia del coronavirus.

La adaptación a estos cambios será uno de los ejes principales de la tercera edición de losPremios BSH – Best Spanish Hospitals Awards®, organizados por Higia Benchmarking,empresa especializada en el análisis de indicadores útiles para la gestión clínica y ASHO, líder nacional en la prestación de servicios de codificación de altas hospitalarias.

Toni Hidalgo, CEO de Higia Benchmarking; Isabel Sarabia, directora de metodología de Higia Benchmarking; Ruth Cuscó, directora gerente de ASHO y Carlos Sevillano, director comercial de ASHO, señalan que, “debido a la pandemia, los hospitales españoles han tenido que enfrentarse a una serie de cambios acelerados en el modelo de atención hospitalaria”.

Estos cambios, advierten, se dividen en dos. Por un lado, según explican, “están aquellos que han sido transitorios”, como el modelo de circuitos separados de pacientes covid y no covid y, por otro lado, aquellos que sí van a mantenerse, ya que “mejoran la gestión, haciendo más eficaz la asistencia hospitalaria”.

La telemedicina

Las consultas en remoto han sido una de las grandes revoluciones de la asistencia hospitalaria en el último año y medio de pandemia. “Han servido como vía para descongestionar los hospitales en los peores momentos de la pandemia”, afirma Hidalgo, quien recuerda que en 2020 las consultas virtuales crecieron más de un 150% en el país.

De acuerdo a una encuesta mundial de Capterra, España ha consolidado el uso de la telemedicina en la atención hospitalaria. Seis de cada diez encuestados aseguró haber usado alguna vez esta modalidad de consulta y el 92% señaló que la usó por primera vez en 2020.

“Este modo de atención va a mantenerse en el tiempo”, opina Cuscó. Aunque la experta apunta que no será un método “generalizado” y la atención presencial seguirá siendo clave, si servirá en su opinión para resolver rápida y eficientemente “determinadas consultas que favorezcan la atención en remoto”. “Además, es una gran vía para descongestionar los hospitales”, valora Cuscó.

Monitorización de los datos

El segundo gran cambio, menos asentado según los expertos es la monitorización de los pacientes a través de los datos. “Se complementa con la telemedicina, ya que cuanto más eficiente sea el monitoreo de datos, más sencillo será atender a pacientes desde casa, subraya Sarabia.

En este sentido, auguran una atención más eficiente y digital basada en la recopilación de datos que, por un lado, servirán para el monitoreo específico y, por otro, para poder predecir enfermedades. A esto se le unen sistemas como la codificación hospitalaria que, en su función de optimización de la gestión, “deja más tiempo a los médicos para centrarse en los pacientes y no en tareas administrativas”, finaliza Sevillano.

Sobre Benchmarking Sanitario 3.0 y ASHO
Benchmarking Sanitario 3.0 es una plataforma de análisis online de indicadores útiles para la gestión sanitaria, con la tecnología Business Intelligence de QlikView©, que permite identificar diferencias en resultados, ajustando por casuística respecto de un conjunto de centros sanitarios seleccionados, con el propósito de transferir en red el conocimiento de las mejores prácticas, haciendo posible su aplicación adaptada a cada organización. ​