“España tiene las mejores circunstancias para ser el país de referencia en la silver economy por su liderazgo en longevidad, sistema sanitario y apertura al exterior. Sin embargo, esta oportunidad se alejará si los seniors no están presentes en el mercado laboral trabajando, pero también aportando una nueva perspectiva de diversidad en las compañías”. Esta es una de las conclusiones que ha extraído Iñaki Ortega, consejero asesor del Centro de Investigación Ageingnomics de la Fundación Mapfre, de la mesa de debate “Envejecimiento y empresa, retos y oportunidades”, en la que ha actuado como moderador y que ha tenido lugar en el contexto del I Congreso Economía Plateada, que se celebra estos días en la ciudad de Mérida. Ortega es también presidente del comité científico en este encuentro.

Durante la charla, se han puesto de relieve las necesidades que tiene una población cada vez más longeva y se ha analizado el rol actual que tiene el colectivo senior en su vertiente como activos en el mercado laboral y también como consumidores. Para ello, se ha contado con la opinión de los expertos Rafael Puyol, presidente de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), Juan Carlos Delrieu, director de Estrategia y Sostenibilidad en la Asociación Española de Banca (AEB), Alfonso Jiménez, partner de Exec Avenue y Benigno Lacort, consejero delegado de Atenzia. 

A la hora de analizar el papel de los seniors en el actual mercado laboral, Rafael Puyol ha afirmado que este segmento de población en España tiene capacidad para aportar a este mercado. “Más de cuatro millones de seniors forman parte de la población activa y los activos mayores crecieron desde 2008 en 1.600.000 efectivos”, según ha expresado.

Por su parte, Alfonso Jiménez, ha destacado que en nuestro país hay más de 100.000 seniors que son emprendedores. “El talento senior, por tanto, está muy presente en el emprendimiento y, de hecho, uno de cada tres autónomos españoles tiene más de 55 años”.

Los seniors, consumidores activos

En su intervención, Benigno Lacort ha expresado que un gran porcentaje de los niños que nacen hoy superarán los 100 años de vida con unas condiciones físicas magníficas hasta avanzada edad y, por este motivo, ha planteado si será sostenible un modelo social en el que la vida activa puede finalizar a partir de los 50 años. En este sentido, el consejero delegado de Atenzia apunta que existe una enorme presión social por generar actividad para esta población creciente, al tiempo que la demanda de productos y servicios crecerá de forma explosiva. 

“En consecuencia, tenemos una ocasión única para convertir estos retos en oportunidades para la generación de riqueza y empleo. Basta pensar en términos de salud, de gestión del hábitat o de impacto de la tecnología para vislumbrar una revolución social apoyada en el consumo senior”, ha comentado.

Finalmente, Juan Carlos Delrieu ha puesto de manifiesto que la longevidad supone una enorme transformación económica y social y, como se produce en todos los cambios sistémicos, el rol del sistema financiero es clave. “Por un lado, debe promover la financiación de nuevos negocios y, por otro lado, debe estar preparado para diseñar productos y servicios financieros adaptados a las necesidades de una población más longeva”, detalla el director de sostenibilidad AEB.

En línea con lo anterior, Delrieu comenta que es necesario promover una planificación financiera que complemente las rentas derivadas del sistema público de pensiones mediante una adecuada educación financiera y un esfuerzo por estimular el ahorro privado. “La industria financiera es consciente de estos desafíos y está dispuesta a diseñar productos y servicios específicos para la jubilación. Ahora bien, es innegable que este esfuerzo podría redundar en una mayor calidad de vida si mejoramos las competencias financieras de la población y aumentamos la inclusión digital de las personas mayores en entornos rurales, como ya estamos haciendo con programas de educación financiera y Expert-Click.”, ha concluido el experto.

Nuevas oportunidades de negocio para mejorar la calidad de vida de los mayores

El I Congreso Economía Plateada, organizado por la Institución Ferial de Extremadura-FEVAL y Adiper Servicios Sociosanitarios, ha analizado de forma transversal el envejecimiento activo y saludable, la dependencia y el final de vida a través de 12 mesas redondas, tres talleres y 45 ponentes de reconocido prestigio.

Los nuevos modelos de vivienda y la creación de espacios intergeneracionales que promueven ciudades para todas las edades, la necesidad de pensar en nuevos modelos asistenciales que respondan a las necesidades de las personas mayores y en situación de dependencia; y cómo las TIC pueden contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas mayores en todas las etapas de la vida, fomentando un envejecimiento activo y saludable, son algunos de los temas que se han abordado durante este congreso que ha acogido los días 22 y 23 de septiembre la capital extremeña.