La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, ha apostado hoy por proteger la salud de los mayores que viven en residencias durante la semana del Pilar y ha explicado las medidas acordadas por Ciudadanía y Salud Pública en una reunión que ha tenido lugar hoy, precisamente, para abordar esta cuestión.“Todos tenemos preocupación por lo que pueda pasar en la semana del Pilar y por eso hemos acordado recomendar que los residentes que salgan de los centros solo se junten con personas vacunadas y que las residencias solo admitan a visitantes con la pauta completa de vacunación”, ha dicho antes de añadir que los trabajadores que no estén vacunados deben seguir haciéndose una prueba diagnóstica cada 72 horas. María Victoria Broto ha hecho estas declaraciones a los medios de comunicación en el transcurso de su visita a la residencia municipal de Tardienta, donde hoy se ha inoculado a sus usuarios la tercera dosis de la vacuna contra la Covid. En el acto, han estado presentes, entre otros, la alcaldesa de Tardienta, Miriam Ponsa; la directora de la residencia, Diana Senz, y el director de Enfermería de Atención Primaria de Huesca, Ivan Carpi. La consejera ha elogiado a los mayores porque, ha dicho, “nos están dando una lección a la sociedad, ya que nunca ponen problemas a ponerse una vacuna”. “Es una muestra clara de lo importante que es para ellos la seguridad y lo importante que es vivir”, ha añadido. Asimismo, ha destacado que ya se han administrado más de 10.000 terceras dosis de vacunas en las residencias de Aragón (11.675) y que en la provincia de Huesca posiblemente se acabe entre hoy y mañana esta campaña. Las previsiones apuntan a que la administración de esta tercera dosis finalice la próxima semana, si bien quedarán pendientes aquellos centros en los que haya brotes abiertos.