Según las certificaciones anuales de las Comunidades Autónomas en 2020 la inversión pública en el Sistema de Atención a la Dependencia fue de 8.907 millones de euros  

De acuerdo con estas certificaciones (* Certificaciones según ANEXO IV de la Orden SSI/2371/2013.): 

  • Las Comunidades Autónomas financiaron el 84,4% del Sistema de la Dependencia, con 7.517 millones de euros (un 4,13% más de gasto que en 2019). La aportación estatal se sitúa en el 15,6%, con 1.390 millones de euros.  
  • Cuatro comunidades han disminuido en 2020 respecto a 2019 el gasto anual invertido en la atención a personas en situación de dependencia: Cantabria, Madrid, Castilla La Mancha y La Rioja. 
  • 7.991 euros fue el gasto anual medio por persona beneficiaria en 2020, de los cuales, según los anteriores porcentajes, la Administración General del Estado aportó 1.247 euros en concepto de nivel mínimo de protección y las Comunidades Autónomas 6.744 euros. 

    La financiación estatal se estancó tras los recortes de 2012 e incluso su participación porcentual bajó con respecto al año anterior, siendo el valor más bajo de la historia de la aplicación de la Ley de Dependencia. Es obvio que –en el año del COVID- alguien ha considerado otras prioridades.  

En los Presupuestos Generales del Estado para 2021, además de una subida del 17,4% de las cuantías del denominado nivel mínimo de protección, se incluye la recuperación del nivel acordado con una cuantificación aproximada de unos 600 millones de euros. Sin embargo, durante 2020 la financiación estatal se canalizó exclusivamente a través del nivel mínimo alcanzando este más de 1.390 millones de euros. Por lo tanto, la financiación autonómica ascendió a más de 7.517 millones, es decir un 84,39% del gasto total.  

Otro elemento crucial que no hay que perder de vista es el de la acusada desigualdad territorial. Las Comunidades que más invierten en dependencia por persona potencialmente dependiente y año son: País Vasco (2.552€), Extremadura (2.058€), Navarra (1.719€) y Castilla y León (1.634€), y las que menos Galicia (868€), Canarias (968€), Asturias (1.051€) y Cantabria (1.193).  

Cuatro comunidades han disminuido en 2020 respecto a 2019 el gasto anual invertido en la atención a personas en situación de dependencia: Cantabria, Madrid, Castilla La Mancha y La Rioja. En varias comunidades el porcentaje de incremento del gasto es inferior al porcentaje de incremento del número de personas beneficiarias atendidas. 

Gasto medio por persona beneficiaria. El gasto medio por persona beneficiaria durante 2020 ascendió a 7.991 euros. Sin embargo, se aprecian grandes diferencias entre unas comunidades autónomas y otras. 

La comunidad autónoma que destinó la mayor cantidad económica en atención por persona beneficiaria fue el País Vasco con 12.480 euros anuales. Esta cantidad prácticamente duplica el gasto de la comunidad que menos gasto invirtió por beneficiario, que fue Andalucía con 6.251 euros anuales. Nota: Para el cálculo del gasto medio por persona beneficiaria, se divide el gasto anual certificado por las comunidades correspondiente a 2020 entre la media de las personas que había el último día de cada uno de los 12 meses del año. 

El resultado final, en el año de la COVID fue que fallecieron 55.487 personas en las listas de espera de la dependencia. 21.005 personas pendientes de resolución de grado de dependencia y 34.370 sin haber podido ejercer sus derechos derivados de la condición de persona en situación de dependencia. 

Queremos destacar positivamente el incremento en los PGE de 2021 de 623 M.€, que cumple con uno de los cinco puntos del Pacto de Estado por la Dependencia, y esperamos el mismo incremento en PGE 2022. 

Anexos:  

1.- Financiación pública 2020. – 

(*) Nota: Para el cálculo del gasto medio por persona beneficiaria, se divide el gasto anual certificado por las comunidades correspondiente a 2020 entre la media de las personas que había el último día de cada uno de los 12 meses del año. 

2.- Evolución del peso de la financiación autonómica y estatal sobre el gasto total. – 

El peso relativo de la financiación autonómica frente a la estatal durante el periodo 2015 a 2020 presenta una tendencia alcista si bien el porcentaje de 2018 -19 es inferior al de 2017, como se muestra en el gráfico siguiente. 

2.- Financiación estatal y autonómica. – 

Comunidad Autónoma Porcentaje de financiación autonómica 
Andalucía 80,2% 
Aragón 83,3% 
Asturias 85,2% 
Islas Baleares 87,8% 
Canarias 85,0% 
Cantabria 84,7% 
Castilla y León 79,9% 
Castilla-La Mancha 83,6% 
Cataluña 85,8% 
Valencia 88,5% 
Extremadura 87,0% 
Galicia 76,0% 
Madrid 83,5% 
Murcia 84,9% 
Navarra 89,0% 
País Vasco 91,3% 
La Rioja 84,2% 
TOTAL  84,4% 

3.- Evolución del gasto anual total y evolución del número de personas beneficiarias. – Desde 2015, el número de personas en situación de dependencia atendidas ha incrementado cada año. 

5.- La variación en el gasto medio por persona beneficiaria en 2020 respecto a 2019 se muestra en el siguiente gráfico 

Hay tres comunidades que disminuyen el porcentaje de financiación respecto al gasto total, son en primer lugar Andalucía (-0,8%) seguida de Asturias (-0,5%) y Extremadura (-0,5%). En el polo opuesto se encuentran Castilla La Mancha (2,3%), Galicia (1,7%), Cataluña (1,6%) y Navarra (1,6%).