“La experiencia de varios años trabajando en la Montaña Palentina con personas mayores y/o dependientes y la realización de los estudios demográficos de la comarca, nos ha permitido detectar que cada vez son más las personas mayores que viven solas en sus casas”, explica Marimar Espartero, directora del área de Atención Social de la Fundación y responsable de la actividad formativa. “Además, las políticas de envejecimiento activo y las actuales leyes apuestan, como nosotros, porque las personas puedan permanecer el mayor tiempo posible en sus hogares”.

De ahí surgió la idea de ofrecer esta actividad formativa en Asistencia Personal, a la que asisten desde ayer 10 mujeres con diferentes motivaciones. Alguna de ellas porque se encargan del cuidado de familiares, otras porque ya trabajan en el ámbito de la atención social y quieren ampliar conocimientos y algunas porque ven en esta formación un posible nicho de trabajo en la comarca. 

“Lo mejor de este curso es que está abierto a cualquier persona, independientemente de su formación o experiencia previa”, comenta Espartero, quien recuerda que, gracias al apoyo de la Agrupación Comarcal de la Montaña Palentina, se impartirán otros dos cursos más en las localidades de Cervera de Pisuerga y Guardo.

Formación específica y multidisciplinar

La figura del asistente personal, aún no cuenta con una regulación específica, pero su trabajo podría concretarse en el de “una persona que ayuda a otra que lo necesita a realizar las tareas de la vida diaria”, explica Marimar Espartero. Desde la Fundación se ha elaborado un manual específico para formar a los participantes en habilidades y competencias como la comunicación o la atención centrada en la persona. “También podrán formarse en materias como primeros auxilios, inteligencia emocional, prevención de riesgos, nuevas tecnologías o seguridad”. 

Gratuito y con horario de mañana o tarde

La financiación del Grupo de Desarrollo Comarcal hace que la actividad sea totalmente gratuita para los participantes, incluso dispone de una pequeña partida de ayudas para quienes se desplacen desde localidades cercanas a las que acogen cada uno de los cursos. Las clases, un total de 70 horas, se impartirán de lunes a viernes. Una parte de la formación será online para evitar los desplazamientos. Las clases presenciales podrán desarrollarse en horario de mañana o de tarde, para facilitar el acceso de los participantes y propiciar que puedan conciliar el período de formación con su vida laboral y familiar.

“Cualquier persona que tenga a su cargo a una persona mayor o dependiente o quienes quieren desarrollar su trabajo en el ámbito de la atención social, pueden aprovechar esta oportunidad de formarse y adquirir las competencias y habilidades necesarias”, de este modo, comenta Espartero, “se estarán adelantando a la nueva normativa y regulación de la asistencia personal, que, sin duda, exigirá contar con una formación específica, como ya sucede en otros ámbitos como la asistencia a domicilio”. Cabe recordar, en este sentido, que las prestaciones para asistencia personal son compatibles y complementan otras ayudas como la asistencia a domicilio o centros de día, entre otros.