El centro, gestionado por la Fundación Santa María la Real, se ha llenado de color con los pendones y las sayas de los trajes tradicionales leoneses para festejar a su patrón, San Froilán.

Sayas, manteos, pendones y mucha alegría para festejar a San Froilán, patrón de la diócesis de León. Todas las personas de Tercera Actividad, trabajadores y residentes, han disfrutado de una celebración en la que no ha faltado de nada: carros engalanados, realizados con material reciclado; morcillas, rosquillas de San Froilán, concurso de trajes regionales y, cómo no, un buen bingo.

Además, se ha recordado la leyenda de San Froilán que, según cuentan, tras matar un lobo a su caballo, fue capaz de dominar a la bestia para que cargase con sus libros y pertenencias, durante su predicación por tierras de Lugo y el Bierzo.

“Estas pequeñas celebraciones nos conectan con el entorno que nos rodea, con la tradición, con las raíces y para ellos son fundamentales”, explica Marta Prieto, directora de Tercera Actividad León, quien agrega que, “no solo disfrutan de la fiesta, sino también de los preparativos y de todo lo que ello conlleva”. No en vano, en Tercera Actividad, siempre han defendido que “no hay edades, sino experiencias” y ésta, sin duda, será una más de ellas.