Las consultas del servicio de atención psicológica presencial de AXA han aumentado un 37% en lo que va de año en comparación con el mismo periodo de 2019, lo que denota que todavía están presentes los efectos de la pandemia sobre la salud mental de los españoles. 

Hemos conseguido doblegar la curva de contagios y de fallecimientos a consecuencia de la pandemia, pero ahora tenemos por delante el reto de prevenir, cuidar y mejorar nuestra salud mental. Todos los indicadores inducen a pensar que en los próximos años vamos a tener que prestar especial atención al estado emocional de las personas y protegerlo”, asegura Ángela Milla, directora de Salud y Bienestar de AXA. 

La Covid19 hizo que 2020 fuera un año atípico en cuanto al estado emocional de los españoles. Un estudio Paneuropeo del Grupo AXA sobre salud mental revelaba que los españoles eran los europeos que más problemas tenían. Un 34% de los encuestados decían sentirse mal o muy mal, la mayor tasa de la muestra internacional, frente al 22% de media en Europa. 

A tenor de la evolución de los datos, en 2021, si bien la situación ha mejorado con respecto al pico de la pandemia en España, todavía no se han alcanzado los niveles previos a la llegada de la Covid19. Las consultas psicológicas telefónicas que AXA ofrece a los clientes de Salud muestran la misma tendencia y han aumentado hasta agosto más de un 200% con relación al mismo periodo de 2019.