Personas mayores, residentes de la Residencia Kirikiño, en el barrio bilbaíno de Santutxu, han celebrado una fiesta en su residencia con motivo del Día de la Virgen de Begoña, el 11 de octubre. 

Pese a la baja incidencia de la COVID-19 y la existencia de menos restricciones, las personas mayores de la residencia han decidido, por prudencia, celebrar el tradicional Día de la Amatxu de Begoña en la residencia y no acudir a la Basílica de Begoña. La fiesta ha tenido lugar en la plaza exterior de la residencia.

En este contexto, han organizado una romería por la mañana, una misa/ rosario por la tarde y el día ha terminado con una buena chocolatada con churros. Durante las actividades las personas mayores han afirmado que “ojalá el año que viene podamos volver a retomar nuestra tradicional visitar a la Amatxu de Begoña y prudencia no hemos ido”.