El objetivo final debe ser “que las personas con enfermedad mental puedan tener un proyecto de vida autónomo”. Así lo ha asegurado la consejera de Sanidad, Sira Repollés, en el acto organizado en la Sala de la Corona con motivo de la celebración del Día Mundial de la Salud Mental organizado por ASAPME y la Federación de Salud Mental de Aragón.

La titular de Sanidad también ha hecho referencia a la pandemia y a los efectos que sobre la salud mental de los ciudadanos ha tenido, con un aumento de los casos de trastorno mental grave y de depresiones, “lo que nos ha hecho caer en la cuenta, más que nunca, de la extraordinaria labor de prevención, de rehabilitación psicosocial y de inserción laboral que a diario estáis llevando a cabo las entidades de salud mental de Aragón”.

El acto, organizada por la Asociación Aragonesa Pro Salud Mental (Asapme), se ha desarrollado bajo el lema La salud mental, un derecho necesario. En él han participado Ana Iritia, presidenta de ASAPME; Conchita López Cordero,presidenta de la Federación de Salud Mental Aragón; y Guillermo Lahera, profesor titular de Psiquiatria en la Universidad de Alcalá y encargado de la conferencia central.

Además, el Centro Neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Carmen y la psiquiatra del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa y coordinadora de la Estrategia de Prevención del Suicidio del Gobierno de Aragón, Isabel Irigoyen, han recibido los premios ASAPME de este año.