La Desnutrición Relacionada con la Enfermedad (DRE) en Europa afecta a 30 millones de personas y supone un coste sanitario de 170.000 millones de euros al año debido a una mayor tasa de reingresos y de estancias hospitalarias prolongadas que puede conllevar[i]

La desnutrición es un estado de déficit energético, proteico o de otros nutrientes y que puede estar provocada por enfermedades crónicas, el envejecimiento o debido a la recuperación de intervenciones quirúrgicas, entre otras causas. La suplementación nutricional ha resultado ser un aliado para prevenir o paliar estados de desnutrición, contribuyendo a mejorar la salud del paciente y disminuyendo el riesgo de complicaciones. El tratamiento se deberá basar en un programa de alimentación y/o suplementación adecuado e individualizado, que adapte la cantidad, la fórmula y la forma de tomarlo a la enfermedad, el grado de desnutrición y la cantidad y/o calidad de la dieta habitual.

Se calcula que el 47% de los pacientes necesitan suplementación nutricional principalmente  en el grupo de edad entre los 75 y 85 años, según refleja el “Estudio Indico II (Intervención Nutricional mediante la utilización de Dietas Completas Hiperproteicas)” que ha elaborado FontActiv, la gama de suplementos nutricionales para adultos y mayores de Laboratorios Ordesa, para conocer la opinión de los especialistas médicos sobre la desnutrición en el paciente y su tratamiento, así como la importancia  del tratamiento nutricional.

Una de las principales conclusiones expresadas en el estudio es la importancia de realizar un cribado nutricional entre las primeras 24 o 48 horas del ingreso para poder detectar y prevenir una posible desnutrición. Sin embargo, sólo el 35% de los médicos realiza siempre un cribado nutricional de sus pacientes, y el 28% lo realizan de forma ocasional o nunca. El objetivo de este tipo de cribado es prevenir las complicaciones asociadas a la enfermedad y diseñar el soporte nutricional más adecuado, 

de la forma más precoz posible.

La suplementación nutricional con dietas completas hiperproteicas o hipercalóricas, formuladas para cubrir las necesidades nutricionales de estos pacientes, que pueden tener requerimientos proteicos y calóricos elevados, puede ser utilizada como única fuente de alimentación en aquellos casos que sea necesario o como complemento a la dieta normal. 

Los principales motivos que llevan a los médicos a la recomendación de una suplementación nutricional son la pérdida de peso involuntaria, la limitación de la ingesta de alimentos, por caquexia o sarcopenia, o cuando se detecta que las necesidades nutricionales del paciente son elevadas.

Según los datos recogidos por el Estudio INDICO II, en general, las dietas completas hiperproteicas principalmente se recomiendan en pacientes oncológicos (65%) o en estados hipercatabólicos (42%), ya que consumen mucha energía. En casos de úlceras causadas por presión (41%), que requieren de muchos nutrientes, calorías y proteínas. También se usa para ofrecer una alimentación completa (30%) o para suplementar la dieta habitual (70%). En este caso, es imprescindible transmitir que los suplementos nutricionales son un extra en la alimentación habitual, por lo que no se debe prescindir de comidas o sustituirlas por estos. Otro de los factores que destacan los participantes en el estudio es la alta tolerabilidad y adherencia a los suplementos nutricionales superior al 90% y en el caso de los suplementos con fibra al 77%.

En el Estudio INDICO II han participado unos 150 profesionales de la salud, entre ellos especialistas en endocrinología, geriatría y medicina interna, que han realizado un seguimiento a más de 500 pacientes de un total de más de 2.000 pacientes que habían sido tratados con suplementos nutricionales.

FontActiv, la gama de suplementos nutricionales para adultos y mayores

FontActiv cuenta con una gama de suplementos nutricionales financiables por el Sistema Nacional de Salud para dietas completas hiperproteicas e hipercalóricas, que pueden ser utilizados como única fuente de alimentación o como complemento a la dieta normal. Ofrecen una composición especialmente formulada para cubrir las necesidades de pacientes en riesgo de desnutrición con altos requerimientos proteicos y calóricos. 

Están indicados en casos de desnutrición proteico-calórica, en aquellas situaciones de requerimientos energéticos elevados con restricciones hídricas, con necesidades proteicas elevadas o pacientes con enfermedades agudas o crónicas que presenten signos de desnutrición leve o moderada, en especial en el paciente mayor.

Los suplementos nutricionales de FonActiv ofrecen una distribución calórica equilibrada con una fórmula a base de proteínas (20%), hidratos de carbono (51%), grasas (29%) o fibra, según las necesidades. Aportan energía procedente de proteína láctea de alto valor biológico y presentan un perfil lípido equilibrado y cardiosaludable.

Según los datos del estudio INDICO II, FontActiv HP/HC es el más recomendado de la gama con una eficacia demostrada tras tres meses de tratamiento y todos los productos de la gama reciben una alta valoración (90%) por su tolerabilidad y adherencia.


[i] Álvarez-Hernández J. Planas Vila M, León-Sanz M, García de Lorenzo A, Celaya-Pérez S, García- Lorda P, et al.; PREDyCES researchers. Prevalence and costs of malnutrition in hospitalized patients: the PREDyCES Study. Nutr. Hosp. 2021;27 (4):1049-59.