El eczema ótico o dermatitis del oído externo es una afección muy frecuente entre la población de todas las edades. Considerada recurrente y en ocasiones crónica, el eczema ótico está asociado al picor y a la inflamación de oído y afecta negativamente a la calidad de vida de aquellas personas que lo padecen. Según los estudios existentes[1], el 30,7% de las personas con eczema ótico reconoce problemas para concentrarse en el trabajo, el 19% sufre alteraciones del sueño y, en general, el 20,9% de los pacientes ven afectada su vida cotidiana por esta condición. Además, el picor o prurito, una de sus manifestaciones principales, puede afectar al 62,7% de los pacientes, con una intensidad media de 6,6 en una escala de 0 a 10, lo que puede condicionar la calidad de vida de las personas que sufren esta afecciónJunto con el picor, los síntomas más comunes incluyen dolor de oídos, escozor o la necesidad inevitable de rascarse el conducto auditivo, lo que puede empeorar la enfermedad, provocando heridas, sangrado o infecciones. Aunque se puede manifestar de forma individual, también puede hacerlo asociado a otras enfermedades generales de la piel como pueden ser distintos tipos de dermatitis, como consecuencia de alergias, asociado a la psoriasis, por el uso de ciertos medicamentos. También puede desencadenarse debido al estrés, cambios de temperatura o la humedad; o por mantener hábitos higiénicos inadecuados, como el uso de bastoncillos o una higiene deficiente.  
EKZEM_OIDO.jpg
En una gran mayoría de los casos, el paciente no presta importancia a los primeros síntomas hasta que éstos empeoran, retrasando el diagnóstico y la aplicación de un tratamiento. Actualmente el eczema ótico puede tratarse mediante la aplicación de una solución en gotas que mejora la sintomatología de los pacientes previniendo la aparición de complicaciones.Para mejorar el conocimiento sobre el eczema ótico y promover su diagnóstico, y en el contexto del 72º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), Laboratorios Salvat, referente en el área de la Otorrinolaringología y patrocinador del congreso, ha lanzado la web eczemaotico.com, un espacio dónde los pacientes podrán encontrar contenido útil y resolver dudas sobre esta inflamación del oído externo. También se recogen algunas recomendaciones para prevenir y aliviar este tipo de dermatitis.“En la mayoría de los casos los pacientes no dan importancia a los síntomas hasta que se complican, lo que dificulta y ralentiza su diagnóstico. Es fundamental prevenir su aparición mediante un correcto cuidado del oído, y acudir al médico ante los primeros síntomas, quién hará una otoscopia para conocer el problema y podrá recomendar un tratamiento para reducir la inflamación y aliviar el picor”, explica el Dr. Nogués, jefe del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario de Bellvitge y director del Instituto de Otorrinolaringología y Patología Cérvico Facial, quién ha avalado los contenidos de la web.Algunos de los consejos aportados en la web de Laboratorios Salvat son:Para prevenir el eczema ótico procura mantener los oídos limpios, secos y ventilados. No compartas elementos de aseo con otras personas, especialmente toallas.Evita practicar una higiene excesiva, ya que podría irritar la piel, ni utilices bastoncillos o cualquier otro utensilio similar. En su lugar, se recomienda limpiar el conducto del oído con un pañuelo de papel, la punta de una toalla, o utilizar papel absorbente suave, siempre hasta donde llegue el dedo y evitando introducir objetos en el interior del oído.Evita el contacto con sustancias irritantes que puedan desencadenar o favorecer la inflamación ótica, como productos que puedan ser agresivos o que no respeten el pH natural de la piel. Si la inflamación ya se ha producido, no rasques la zona afectada, ya que podría favorecer la sobreinfección.  No apliques ningún producto en el conducto antes de consultar a un profesional sanitario. Él sabrá cuál será el tratamiento más adecuado para ti.  Ante la aparición de posibles síntomas, visita a tu médico y sigue el tratamiento que te prescriba. Los hidratantes tópicos ayudan a reducir la frecuencia y la severidad del eczema, disminuyen la inflamación y restauran las funciones de la epidermis.  

Consulta la web clicando en este enlace.