La trombosis es una patología de gran impacto que puede cambiar la vida de los pacientes que la sufren. En el Día Mundial de la TrombosisLEO Pharma, líder en esta área, ha querido darle visibilidad y señalar que sigue siendo una frecuente causa de muerte prevenible en pacientes con cáncer a pesar de los últimos avances en el diagnóstico. La propia enfermedad, la quimioterapia y la radioterapia, el uso de catéteres y la inmovilización, son frecuentes en estos pacientes y todos ellos predisponen a la trombosis.

La enfermedad tromboembólica venosa (ETEV) es una complicación clínica importante que puede presentarse como una trombosis venosa profunda (TVP) o una tromboembolia pulmonar (EP). El riesgo de ETEV es entre 3 y 5 veces mayor en pacientes con cáncer que se han sometido a cirugía y hasta 6 veces superior en aquellos que han recibido quimioterapia.  

Estos riesgos son especialmente relevantes en los primeros meses tras el diagnóstico del tumor y pueden persistir durante muchos años en los pacientes con cáncer activo. Se calcula que aproximadamente el 10% de los pacientes con cáncer muere por una trombosis o por un evento relacionado. Sin embargo, es una enfermedad prevenible.

LEO Pharma, con más de 70 años de experiencia en investigación, desarrollo y producción de heparinas de bajo peso molecular, mantiene un firme compromiso en la mejora de la prevención y el tratamiento de la trombosis en los pacientes afectados y también en aquellos casos donde la trombosis se mezcla con otras patologías, como el cáncer, ya que su sinergia agrava aún más la situación y el pronóstico.

Desde su Unidad de Trombosis, la compañía ha impulsado el primer estudio epidemiológico ibérico sobre el riesgo de trombosis en pacientes con cáncer activo tratados con quimioterapia, terapia hormonal o biológica, donde han participado unos 2.000 pacientes en 70 hospitales españoles y portugueses. Con el nombre de CARTAGO (CARacTerizAción del riesGO de Trombosis en pacientes con cáncer), su objetivo también es establecer una herramienta que pueda predecir el riesgo de trombosis entre la población española y portuguesa con cáncer.  Según el Dr. Esteve Colomé, Responsable Médico de la Unidad de Trombosis en LEO Pharma Iberia, “el riesgo de sufrir un evento trombótico en los pacientes oncológicos es elevado en el ámbito hospitalario y ambulatorio, sobre todo en tumores de alto riesgo trombótico, como los de pulmón, páncreas o urológicos”.

También colabora en el Estudio Observacional de la Influencia de la Infección por COVID-19 en los Eventos Tromboembólicos venosos en miembros inferiores y superiores: Estudio Nacional de Cohortes, impulsado por la Red de Investigación Vascular de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV) y el Capítulo Español de Flebología y Linfología (CEFyL), que involucra a más de 100 pacientes con COVID-19 que han sufrido una trombosis venosa profunda y donde participan 19 hospitales de 6 CCAA.  

Además, LEO Pharma también cuenta con distintas iniciativas informativas y formativas, como el Foro de Oncología sobre Trombosis, un evento anual que reúne a 40 de los mejores expertos y que, tras 11 ediciones, es un referente entre los profesionales médicos especializados en trombosis asociada al cáncer. 

Por otro lado, LEO Academy es un espacio de formación e investigación en trombosis y cáncer dirigida a personal sanitario para ampliar conocimientos y mejorar la atención a los pacientes. Desde este proyecto se ha impulsado el portal CancerClot, una web informativa específica sobre Trombosis Asociada a Cáncer (CAT) para profesionales sanitarios con recursos audiovisuales, información sobre congresos e incluso una herramienta que permite predecir el riesgo de complicaciones graves de la embolia pulmonar en los pacientes con cáncer.