Kutxabank, en colaboración con el Ayuntamiento de Donostia, celebró ayer la primera sesión de los talleres de formación digital para mayores que prevé realizar, y cuyo objetivo es enseñar los conceptos básicos de uso de las herramientas digitales bancarias a personas menos habituadas a su manejo.

Un total de 20 personas mayores de 55 años han participado de forma completamente gratuita en esta experiencia piloto, que se ha celebrado en la asociación Guardaplata del barrio donostiarra de Bidebieta.

El taller ha contado con la participación de gestores especializados de la Entidad financiera, quienes han explicado las ventajas que ofrece la posibilidad de operar online respecto a la banca tradicional, al contar con la posibilidad de acceder a todos los servicios de Kutxabank a cualquier hora del día, sin necesidad de desplazarse del domicilio habitual, evitando colas y esperas.

Las personas inscritas en el taller han asistido provistas de un Smartphone o una tableta, desde la que han accedido a la Banca móvil o la Banca de Kutxabank.

Desde sus dispositivos móviles han accedido a las operaciones más habituales, con la ayuda de los gestores especializados. Han puesto en práctica acciones como la consulta de saldos o de los movimientos entre fechas, han aprendido a realizar pagos de recibos, a completar transferencias, a encender, apagar y bloquear tarjetas, a activar notificaciones o a ponerse en contacto con su gestor personal.

Quienes ya se desenvolvían con cierta facilidad en los entornos digitales de Kutxabank, se han iniciado además en el uso del móvil como forma de pago, a través de las aplicaciones Kutxabankpay y Bizum. La sesión, que se ha prolongado más de dos horas, ha finalizado con unos consejos de seguridad, destinados a evitar el fraude en las operaciones realizadas a través del móvil y la Banca online.

Kutxabank supera ampliamente el millón de usuarios digitales, lo que supone más del 58% sobre el total de clientes del Grupo financiero.

Durante la pandemia se ha producido un avance muy significativo en el número de personas mayores que se han incorporado a la banca digital de Kutxabank. Existe, sin embargo, un perfil de cliente que continúa sin estar habituado a operar online. El objetivo de este tipo de talleres es contribuir a evitar la brecha que existe entre el acceso a las nuevas tecnologías y sus conocimientos de uso.