Un estudio respalda el uso de la tecnología textil Regenactiv® en pacientes con insuficiencia venosa crónica y dermatoporosis

Son numerosos los pacientes afectados por insuficiencia venosa crónica y dermatoporosis, dos enfermedades a las que los sanitarios se enfrentan a diario en las consultas dedicadas a la atención de pacientes con heridas en los miembros inferiores. Ambas patologías se presentan, principalmente, a una edad avanzada y supone una importante merma en la calidad de vida de las personas que las padecen. Precisamente, un estudio presentado recientemente por un equipo de expertos españoles en el 2º World Nursing Congress, que se ha celebrado en San Francisco (EE.UU.), ha respaldado el uso de la tecnología textil Regenactiv® en el tratamiento de estas dolencias.

El citado estudio, presentado por el equipo liderado por Elena Conde, la reconocida médico especialista en Dermatología en el Centro de Especialidades Vicente Soldevilla y en el Hospital Universitario Infanta Leonor de Madrid, valida el uso del calcetín protector cutáneo de MUVU, desarrollado con la tecnología Regenactiv, como “un dispositivo seguro y útil para la protección de piernas en pacientes con insuficiencia venosa crónica y dermatoporosis” e incluso indica que “puede ser empleado bajo dispositivos de compresión terapéutica”.   

De esta manera, la publicación, que ha sido defendida en el simposio internacional por la enfermera especializada en dermatología, Lorena Recarte, miembro del equipo de la Dra. Conde, valida este calcetín protector confeccionado con tecnología textil Regenactiv® para su uso en las curas de estas patologías por sus especiales características. Diseñado para no comprometer el retorno venoso y producir el mínimo nivel posible de rozaduras y puntos de presión, sin costuras y con un material elástico y suave al tacto, este calcetín terapéutico cuenta en su tejido con una mezcla de hilos de viscosa con quitina y poliamida con plata, que confiere a la prenda propiedades antimicrobianas y hemostáticas, una alta transpirabilidad y una capacidad absorbente 50% mayor que las prendas convencionales de algodón. 

De hecho, la tecnología Regenactiv® de MUVU ya estaba indicada para tratar el pie diabético y otras afecciones de la piel, pero hasta el momento no se habían abordado estudios sobre su uso en pacientes con dermatoporosis e insuficiencia venosa crónica. 

Conclusiones positivas en el tratamiento 

“La insuficiencia venosa crónica incluye los estadios más avanzados de la enfermedad venosa crónica, con lesiones cutáneas como eccema o lipodermatoesclerosis, que pueden promover la aparición de heridas y repercuten en la calidad de vida. Al igual que en el caso de la dermatoporosis, hay que evitar los traumatismos en esta piel frágil. En este contexto de necesidad de productos y tejidos atraumáticos que eviten lesiones en las piernas con dermatoporosis y/o insuficiencia venosa crónica, un calcetín protector es una estrategia útil, porque evita el contacto de la piel con el   vendaje o media de compresión, y previene lesiones (en casos de dermatoporosis)”, explica la Dra. Elena Conde, directora del estudio, quien añade “los resultados obtenidos en nuestra consulta muestra que el calcetín con las características descritas en pacientes con dermatoporosis y/o afectación cutánea secundaria a insuficiencia venosa crónica, tiene un efecto protector ante traumatismos y puede ser empleado bajo dispositivos de compresión terapéutica, además produce escasos efectos adversos, y es bien tolerado por los pacientes.” 

El calcetín protector cutáneo forma parte de la gama de productos del laboratorio textil MUVU especialmente diseñados para el cuidado del pie, gracias a su exclusiva tecnología textil terapéutica Regenactiv®. De hecho, los calcetines terapéuticos MUVU, están ya clasificados como producto sanitario y cuenta con el aval de numerosos casos clínicos testados en su uso. Además,  los calcetines terapéuticos MUVU, diseñados y pensados para adecuarse a las necesidades de cada paciente, están especialmente indicados en el acompañamiento de tratamientos para afecciones de la piel ocasionadas por diferentes patologías, como el pie diabético, el pie de atleta, los hongos, la dermatitis, el exceso de sudoración, las ampollas o rozaduras, entre otros.

Junto con los calcetines terapéuticos, la marca cuenta con un amplio abanico de prendas que acompañan en la recuperación de la piel de distintas afecciones, como el top Vidabrade MUVU que ayuda tanto durante el tratamiento de radioterapia en cáncer de mama como en el postoperatorio tras la reconstrucción mamaria, en los casos de edema de mama, de micosis submamaria, en la aparición de eczemas y dermatitis, o en micosis en esta parte del cuerpo. La marca completa su porfolio con prendas protésicas, guantes, gorros y turbantes capilares y hasta mascarillas para proteger la epidermis y hacer frente a los factores externos que ponen en riesgo su integridad.