Sanidad contará con 2.242 millones en 2022 para garantizar una asistencia de calidad en todo el territorio

El Departamento de Sanidad, incluyendo sus organismos autónomos, tendrá un presupuesto global para el 2022 de 2.242,9 millones de euros, un 3,68% menos que en el año 2021 pero casi un 8% más que el presupuesto de 2020, previo a la pandemia. Así, durante este ejercicio se ajusta el presupuesto sanitario respecto al 2021, tras descenso del nivel de alerta de COVID-19 y la moderación de su impacto en el sistema sanitario, consolidando sin embargo las iniciativas de mejora desarrolladas. Estas cifras permiten garantizar la mejora asistencia sanitaria en todo el territorio, así como avanzar en los sistemas de información, tecnología y en nuevas infraestructuras.

“Este es, de hecho, el segundo mayor presupuesto en Sanidad de la Historia de la Comunidad Autónoma, que nos permitirá avanzar hacia la normalidad postpandemia”, ha asegurado la consejera de Sanidad, Sira Repollés, en las Cortes de Aragón. “Más de un 30% del Presupuesto público de Aragón se destina a la protección de la salud y a la atención sanitaria”, ha añadido.

La Dirección General de Salud Pública dispondrá de 39,3 millones de euros, un 3,1% menos que en el ejercicio anterior. Se mantiene el Programa de actuación administrativa de carácter temporal para reforzar el sistema de vigilancia epidemiológica con objeto de afrontar la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, que ha supuesto la dotación de 35 nuevos puestos de trabajo. Asimismo, se engloban en los presupuestos de esta dirección general el suministro de vacunas para el programa de Vacunaciones de Aragón, por 8,9 millones de euros.

La asignación a la Dirección General de Asistencia Sanitaria (exceptuando las transferencias realizadas a los organismos autónomos) será de 64,7 millones de euros y disminuye en un 9%. En esta cuantía se engloban los gastos destinados a financiar la salud mental, contratos de demora quirúrgica y terapéutica y convenios de atención sociosanitaria, entre otros.

Así, los conciertos para el abordaje de la demora quirúrgica y terapéutica tienen una asignación de 5,9 millones de euros, un 22% menos que en el 2021, año en el que esta cuantía se incrementó exponencialmente por la necesidad de incrementar medios para abordar la lista de espera quirúrgica lastrada por la pandemia de COVID-19. De este modo, el presupuesto destinado a los conciertos vuelve a cifras de 2020, dado que la previsión para el próximo año es regresar a niveles de actividad previos a la pandemia.

Los convenios de asistencia sanitaria, básicamente el que se mantiene con el Hospital San Juan de Dios, aglutinan un global de 15,2 millones. Los convenios de salud mental mantienen las cifras del año previo, con 12,2 millones de euros, e incorporan la previsión de suscribir un acuerdo marco para la atención en recursos específicos en salud mental infanto-juvenil y para trastornos de la conducta alimentaria. Asimismo, el transporte sanitario no urgente se dota con 10,3 millones de euros.

El gasto para el desplazamiento de pacientes de hemodiálisis se mantiene estable, con 1,8 millones de euros, al igual que el de pacientes que reciben quimioterapia fuera de su lugar de residencia, dotado con 1,7 millones.

La Dirección General de Transformación Digital, Innovación y Derechos de los Usuarios contará con 3,5 millones, un 30% más que en el ejercicio anterior. Este incremento responde en buena parte a la redistribución de 12 efectivos de personal de la Secretaría General Técnica y la Dirección General de Asistencia Sanitaria para la asunción de competencias en tecnologías y sistemas de información.

La Secretaría General Técnica contará con 14,1 millones de euros, una cifra que experimenta un ligero ascenso (1,26%) respecto al pasado año.

El Servicio Aragonés de Salud

El SALUD, organismo a autónomo del que depende la atención sanitaria de la población, acapara la mayor parte del presupuesto destinado a la sanidad, con 2.097 millones de euros, (3,64% menos). Tomando como referencia las cuentas de 2020, el presupuesto del SALUD ha aumentado en un 10% aproximadamente.

El capítulo de personal se incrementa 21 millones de euros, con una dotación global de 1.198 millones. Con esta dotación, además de salarios y retribuciones, se abonarán las indemnizaciones reconocidas por el Tribunal Supremo a quienes fueron jubilados de forma forzosa durante 2013, que como saben se han estimado en unos 50 millones de euros, de los cuales el departamento de Sanidad ya ha pagado unos 10.

Asimismo, el capítulo II de gastos corrientes y servicios dispondrá de 413 millones. El capítulo IV se incrementa en un 2,98 % sobre el presupuesto de 2021 a fin de garantizar la cobertura del gasto farmacéutico por receta, dotado con 374 millones de euros, un incremento acorde con la tendencia observada a lo largo del ejercicio 2021.

El capítulo VI, destinado a inversiones, aumenta un 63% respecto al 2021 y alcanza una cuantía de 110 millones de euros (43 millones de euros más), la mayor cifra inversora en la historia del Servicio Aragonés de Salud. “Un empuje 100% público para nuevos equipamientos sanitarios de una envergadura nunca vista hasta la fecha en Aragón y sin precedentes en el resto de España la construcción simultánea de dos hospitales”, ha indicado la consejera.

Las obras del futuro Hospital de Teruel están dotadas con 35,8 millones de euros y las de Alcañiz, con 33,6. Las obras del servicio de Urgencias del Hospital San Jorge de Huesca cuentan con 3,9 millones y el centro de salud del barrio Jesús con otros 3,7 millones. Se incluyen además partidas para la redacción del proyecto del centro de salud Perpetuo Socorro, con 110.000 euros; la reforma de las Urgencias del Hospital Ernest Lluch de Calatayud, con 50.000 euros; y el inicio de las obras del centro de salud de Barbastro, con 250.000 euros. Asimismo, el plan INVEAT para la renovación de equipos de alta tecnología contará con 16,6 millones y permitirá, entre otras actuaciones, la adquisición de un acelerador lineal para Huesca.

Entidades de derecho público dependientes del Departamento

La cuantía destinada a gasto sanitario se completa con el presupuesto de las otras dos entidades de derecho público que dependen del Departamento de Sanidad: el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud y el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón.
Este último tendrá un presupuesto de 11 millones de euros, lo que supone un incremento de casi un 8% respecto al ejercicio anterior. Este aumento se corresponde con el incremento de recursos humanos y materiales para aumentar la donación por aféresis.

Asimismo, el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud prevé una dotación de 12,1 millones de euros, lo que supone un descenso del 3,8%. El instituto mantiene el trabajo del Laboratorio Satélite para el análisis de las muestras COVID.