Fracaso de la temporada de Termalismo por el caos organizativo del Imserso

El programa de Termalismo Social del Imserso, que ofrece estancias en balnearios a los mayores, suele ser cada año un éxito aplastante, pero la pasada temporada 2021 como consecuencia del retraso de la convocatoria y el caos organizativo del Instituto de Mayores y Servicios Sociales se ha saldado con un fracaso estrepitoso. De las 57.565 plazas que se habían convocado, solo se han cubierto unas 2.000, es decir, un 3,5% del total, según han confirmado a HOSTELTUR fuentes cercanas a la organización del programa.

Como consecuencia de la pandemia, el Imserso anunció el año pasado la convocatoria del programa de Termalismo Social no solo con muchas menos plazas, sino con un retraso considerable con respecto a las fechas habituales.

Para la temporada 2021, se destinaron 57.565 plazas para que los mayores se alojaran en un principio entre octubre y diciembre y 192.000 para la temporada 2022, cuando antes de la pandemia se convocaron 208.500 plazas por temporada.

Estaba previsto que la temporada 2021 comenzara el 1 de octubre, pero la realidad es que no se inició hasta el 18 de noviembre. Además, el Imserso comunicó a los mayores que confirmaran su plaza en algunos de los balnearios participantes con solo unos pocos días de antelación a ese 18 de noviembre.

Es decir, que esas 57.565 plazas que se podían disfrutar desde el 1 de octubre hasta mediados de diciembre, finalmente solo pudieron reservarse de manera efectiva entre la última semana de noviembre y las dos primeras de diciembre, antes de la llegada de las Navidades.https://platform.

Desde el sector turístico lamentan que por este retraso en la convocatoria, y la manera en que se ha gestionado el programa, muchos mayores que querían disfrutar de sus estancias en los balnearios no han podido alojarse en los establecimientos deseados.

De hecho, había inicialmente unas 100.000 solicitudes de mayores para cubrir esas 57.565 plazas, pero en última instancia solo 2.000 personas han tenido la posibilidad de reservarlas a tiempo. Es decir, se han cubierto el 3,5% del tota de plazas convocadas.Balneario Termas de Cuntis, uno de los que han participado en la temporada 2021.

Pero este retraso en la tramitación no solo ha afectado a los mayores, sino también a los balnearios. Normalmente cada temporada participan unos 80 establecimientos, pero el año pasado se sumaron al programa menos de 20, en parte porque a los hoteleros no les compensa abrir su balneario para una temporada que va a durar solo tres semanas, según aclaran las mismas fuentes.

Temporada 2022

Ya de cara a esta temporada 2022, el sector turístico está sorprendido porque a fecha de 7 de enero aún no se les ha comunicado cuántos mayores han solicitado participar este año, cuando ya concluyó el plazo para comunicarlo.

Para poder participar en el proceso de adjudicación de plazas, los mayores han tenido de plazo hasta el pasado 31 de diciembre para solicitar su estancia en los turnos correspondientes a los meses de febrero a agosto de 2022. Sin embargo, desde el Imserso aún no se ha notificado a los balnearios cuántas solicitudes se han recibido.

Para los turnos de los meses de septiembre a diciembre de 2022, los beneficiarios tienen aún de plazo hasta el día 15 de mayo de 2022.

La última convocatoria del programa de Termalismo Social tiene un valor estimado de 549,6 millones de euros, teniendo en cuenta tanto la aportación de los beneficiarios como la del Imserso y las eventuales tres prórrogas del contrato.

El Imserso contribuye a la financiación del coste del programa con una aportación media por plaza de 184,09 euros, un importe que oscila entre los 144,20 euros y los 234,31 euros, en función del turno y del mes de desarrollo. Una aportación que el organismo público hace efectiva directamente al balneario.