Expertos en longevidad abordan el desafío y las oportunidades de vivir 100 años

El INSTITUTO SANTALUCÍA, plataforma de investigación y debate del GRUPO SANTALUCÍA, ha presentado hoy ‘Un País para Mayores’, un libro colaborativo que “pretende poner sobre la mesa la riqueza de cuestiones que rodean y suscitan, a la vez, la emergencia social, productiva y asignativa (recursos para su cuidado y atención) de las personas mayores”, según ha señalado José Antonio Herce, socio fundador de LoRIS y uno coordinadores del libro, junto con José Manuel Jiménez, director del Instituto Santalucía.  

El libro, que recoge cómo la longevidad abre las puertas a nuevas oportunidades y desafíos, ha sido definido por sus autores como una obra necesaria en una sociedad como la actual, comprometida en luchar contra los estigmas sociales y la desigualdad. “No obstante, aún está por superar el mito de la escasa productividad de los mayores, y reivindicar su lugar como parte activa del sistema económico de España, donde aportan experiencia, ganas y talento”, ha señalado Herce.

La revolución de la longevidad

Andrés Romero, consejero director general de SANTALUCÍA, y autor del prólogo, ha destacado en su intervención que todos formamos parte de la “revolución de la longevidad”, ya que, hoy en día, “uno de cada cinco españoles tiene más de 65 años, y en 2066 será uno de cada tres”. Además, ha afirmado que la longevidad “nos aporta humanidad, y necesita de activismo para reivindicar que las personas mayores cuentan, y nos exigen pensar, entre todos, cómo viviremos mayores y seguros”. 

Por su parte, Carlos San Juan, promotor de la campaña “Soy mayor, no idiota”, ha manifestado que la respuesta de los bancos a su campaña está siendo adecuada. Afirma que la digitalización no puede ser tan rápida, y necesita de un proceso de aprendizaje y adaptación, y entiende que la rectificación de los bancos tiene prioridades. “Lo que más me ha gustado es que lo más urgente son las puertas abiertas: atención personalizada, atención humana, sin límite de horario, una atención especializada para las personas más vulnerables y ayuda en los cajeros”, comentaba Carlos San Juan, en favor de las instituciones bancarias. 

La longevidad, un océano de oportunidades, y no un mar de problemas

En la mesa de debate han participado, junto a los coordinadores del libro, los autores Juan Carlos Alcaide, Director de The Silver Economy Company; Juan Manuel Martínez, presidente CEOMA (Confederación Española de Organizaciones de Mayores); Yosune Rodriguez, directora Marketing y Comercial de Ballesol, firmantes de diferentes capítulos, y Emma Marín, Directora Corporativa de Comunicación y RSC de Santalucía. Entre las ideas expuestas, señalaron que las personas mayores suponen una enorme oportunidad, no solo para ellas mismas, sino, también, para la economía y la sociedad, ya que la prolongación de la vida laboral, y el consiguiente aprovechamiento del caudal de talento, la experiencia, y el ímpetu emprendedor de este colectivo es un reto de enorme magnitud. 

En este sentido el presidente CEOMA ha incidido en el papel que juegan las personas mayores en la sociedad actual y en el que jugaran en un futuro muy próximo: “Hoy somos el 20% de la población, pero en 8 años seremos el 24,3%, con un crecimiento de más de 2 millones de personas frente a un crecimiento de la población de solo 400.000 personas. Esta situación llevará a que las personas mayores sean escuchadas y participen en todos los ámbitos, públicos y privados”, ha explicado. Para Martínez, “una sociedad como la nuestra debe y tiene que preocuparse y ocuparse de las personas mayores, porque son parte de su sociedad y actores principales de la misma”.

Vamos hacia una sociedad de muy mayores, cuidados por sus hijos ya mayores, y ayudados por una segunda generación de inmigrantes, fundamentalmente mujeres, y todos asistidos por las nuevas tecnologías y la digitalización”, ha comentado Juan Carlos Alcaide en la mesa. “Aquí hay dos espadas de Damocles pendiendo sobre nosotros; por un lado, sostener la vida económica de los mayores en una vida de 100 años, con modelos de pensiones evolucionados y licitación patrimonial; y por otro, la gestión sanitaria de la cronicidad y la dependencia, fruto de la mayor esperanza de vida”, ha añadido.

La atención residencial para mayores debe ser una garantía

Yosune Rodriguez ha indicado que “el futuro de las residencias tras la Covid-19 pasa por dar respuesta al reto del envejecimiento desde diferentes perspectivas. Los profesionales en gerontología avisan que será necesario cambiar nuestra forma de pensar, sentir y actuar con respecto a la edad y el envejecimiento” y ha señalado que “abordar de manera integral las necesidades y aspectos bio-psico-sociales del residente será otro de los retos en el futuro de los cuidados”, pero con un cambio de paradigma en el que las residencias ya no son lugares de paso sino espacios donde comenzar un nuevo proyecto de vida desde un envejecimiento activo y saludable.

El INSTITUTO SANTALUCÍA dispone en su página web del libro ‘Un País para Mayores’ para su descarga libre, así como diferentes podcasts con los autores y material adicional que completan las reflexiones y análisis de los diferentes autores en materia de longevidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies