Cómo acercar las nuevas tecnologías a las personas mayores

Hacer uso de las nuevas tecnologías es uno de los principales desafíos a los que se enfrentan las personas mayores en la actualidad. El desconocimiento, la dificultad que les supone su uso, sentirse fuera de lugar o no poder permitirse los elevados precios que tienen los nuevos dispositivos tecnológicos son algunas de las razones que explican la denominada brecha digital.

Aunque el uso de la tecnología por parte de las personas mayores va en aumento, las cifras todavía reflejan grandes diferencias entre sectores poblacionales. 

Así, según datos del INE[1], mientras el 73,3% de las personas mayores (entre 65 y 74 años) ha utilizado Internet en 2021, en contraposición al 5,1% en 2006, el uso de Internet es prácticamente universal (99,7%) entre las personas de 16 a 24 años.  

“Aunque es cierto que muchos mayores son reacios al uso de las tecnologías, la mayoría de las veces somos los demás los que contribuimos a que persista la brecha digital al pensar que es un ámbito dirigido a los más jóvenes. Sin embargo, la capacidad de aprendizaje de los mayores y sobre todo su interés por adaptarse a los cambios es evidente. Es tarea del entorno ayudarles a lograrlo”, señala David Curto, director Médico, Calidad e Innovación de Sanitas Mayores. Además, la tecnología tiene numerosos beneficios para las personas mayores tanto a nivel cognitivo al estimular el aprendizaje, como emocional y social, al permitir un contacto más estrecho con sus allegados”, añade. 

Desde Sanitas Mayores han elaborado una serie de pautas para ayudar a los mayores a acceder a las tecnologías:

–        Entender su manera de pensar y, a partir de esto, mostrarles herramientas adecuadas para que puedan ver el lado positivo de utilizar estas funcionalidades. 

–        Enseñarles nuevas aplicaciones y productos creados exclusivamente para ellos y que les pueden ayudar social, física y mentalmente.

–        Empezar con elementos sencillos y de fácil manejo como por ejemplo los smartphones con teclas grandes y software sencillo e intuitivo.

–        Escoger funcionalidades que atraigan su interés y sean útiles para que puedan visualizar las nuevas tecnologías como un instrumento de ayuda y conseguir llamar su atención.

–        Poner en valor y reconocer sus avances para motivarles y aumentar su autoestima.

Las habilidades digitales en los mayores son imprescindibles para garantizar un envejecimiento saludable y feliz. Haciéndoles partícipes de la sociedad y sus avances se contribuye a que tengan una vida más activa y enriquecedora, al mismo tiempo que se refuerzan aspectos tan importantes como la autoestima, las capacidades cognitivas o las relaciones afectivas.  

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies