“Creemos que tenemos un deber moral de no olvidar a las víctimas, de no olvidar esta historia, y de evitar que circunstancias como las que se han vivido se repitan” 

 Con motivo del Día Mundial de Toma de Conciencia sobre el Abuso y el Maltrato en la Vejez, la Mesa Estatal por los Derechos de las Personas Mayores publicó la semana pasada un manifiesto y convocó a la sociedad civil a participar en un homenaje a las personas mayores víctimas de la COVID 19 en un acto que tuvo lugar ayer en el Ateneo de Madrid. El acto contó con el apoyo de representantes políticos y sociales, periodistas y activistas por los derechos humanos y concluyó con una emotiva actuación del coro Microcosmos de la Universidad Complutense de Madrid. 

● Isabel Martínez, presidenta de HelpAge España insiste en que “los derechos y la dignidad no caducan con la edad, sino que son inherentes al ser humano”. 

● Manuel Rico, periodista y director de investigación de infoLibre: “Hemos contraído una deuda moral con las personas mayores, que solo se puede saldar con un cambio real, lo que supone conocer la verdad de lo ocurrido y aprender todo lo necesario para evitar que se pueda repetir.” 

● En el acto han participado representantes de Marea de Residencias, la Plataforma Estatal de Familiares de Residencias, Pladigmare y la Plataforma Verdad y Justicia en las residencias de mayores. 

“Han pasado dos años ya desde que la pandemia del COVID-19 nos dejara un panorama desolador de sufrimiento, temor y miedo especialmente para las personas mayores de este país. Por eso, desde la Mesa Estatal por los Derechos de las Personas Mayores, decidimos que había llegado el momento de rendir un homenaje a todas estas personas”, ha señalado Isabel Martínez Lozano, presidenta de HelpAge España y coordinadora de la Mesa Estatal, en la presentación del evento. 

Isabel Martínez también ha afirmado que las personas mayores han sido el grupo de mayor riesgo durante la pandemia, pero no fueron atendidas de manera preferencial, sino todo lo contrario. De hecho, tal y como ha recordado, han sido muchos los informes que han puesto de manifiesto esta flagrante violación de los derechos humanos. “Las personas mayores no solo han muerto sin ser atendidas, han sido discriminadas en su acceso a la atención sanitaria, han visto restringida su movilidad y desplazamiento, han sido aisladas, no se han tenido en cuenta sus deseos ni preferencias”, ha afirmado. 

La Organización Mundial de la Salud estima que la COVID-19 el total de muertes relacionadas con el coronavirus durante los primeros dos años de la pandemia alcanza los 15 millones de personas, de las cuales, el 57% serían personas mayores. Estas cifras nos ayudan a entender la magnitud de este drama, pero no podemos olvidar que “detrás de cada cifra hay personas, hay biografías, hay trayectorias de vida muy diversas y todas ellas singulares. Todas ellas vidas dignas de recordar”. 

La presidenta de HelpAge España también ha insistido en la necesidad de eliminar el edadismo que existe en nuestra sociedad, ha criticado el tratamiento mediático ante las muertes de personas mayores que han mostrado y ha recordado a todos los actores políticos y sociales que “los derechos y la dignidad no caducan con la edad, sino que son inherentes al ser humano”. 

Isabel Martínez también ha afirmado que “creemos que tenemos un deber moral de no olvidar a las víctimas, de no olvidar esta historia, y de evitar que circunstancias como las que se han vivido se repitan”. Por ello, en el Manifiesto de la Mesa Estatal difundido la semana pasada, y que ayer leyeron Inmaculada Ruiz, presidenta de UDP, y Pilar Rodríguez, presidenta de la fundación Pilares, las organizaciones siguen reclamando un cambio del modelo de cuidados, para que esté basado una atención integral centrada en los derechos de las personas y su dignidad, y que garantice un trato ético, humano, donde se respete siempre nuestra voluntad y nuestro derecho a decidir. En este manifiesto, además la Mesa Estatal hace una serie de propuestas y exigencias a las administraciones públicas para revertir esta situación, y acabar con las brechas, las incoherencias, y las barreras que impiden el cumplimiento de los derechos a la igualdad y no discriminación de las personas mayores. 

Manuel Rico: “El paso previo para quitar derechos a las personas mayores es invisibilizarlas y eso, por desgracia, ha ocurrido” 

En el acto de ayer, Manuel Rico, periodista, director de investigación de InfoLibre y autor del libro “¡Vergüenza! El escándalo de las residencias” ha moderado una mesa redonda en la que han participado Miguel Vázquez, de Pladigmare y la Plataforma Estatal de Familiares de Residencias, Alicia Martín, de Marea de Residencias, y Javier Cordón, de Verdad y Justicia. Manuel Rico señaló que “el paso previo para quitar derechos a las personas mayores es invisibilizarlas y eso, por desgracia, ha ocurrido”. Por ello, destacó la importancia de recordar a las personas mayores, de no olvidar sus biografías. “Desde los medios, desde la sociedad en general, muchas veces hablamos más de los victimarios que de las víctimas. Hablamos más de quienes provocan el dolor que de quienes lo sufren. Y es preciso sin duda denunciar a los primeros, pero tan necesario o más es recordar a las segundas”, afirmó. 

En el coloquio, se reflexionó sobre lo ocurrido durante la pandemia, sobre la situación actual y sobre los cambios necesarios para que en el futuro todas las personas mayores, residan donde residan, tengan una vida digna e igualdad de derechos. Alicia Martín afirmó que lo ocurrido “ha sido una de las catástrofes que ha sufrido España después de la Guerra Civil” y denunció que a las personas mayores y a las personas con discapacidad se las dejara aisladas y abandonadas. Además, criticó el edadismo que existen en la sociedad y el poco reconocimiento al trabajo que han hecho las personas que hoy son mayores para que podamos tener una sociedad mejor. 

Por su parte, Miguel Vázquez habló del sufrimiento y la impotencia que sintieron en los peores momentos de la pandemia y recordó a algunas de las personas que fallecieron solas, destacando que “ha muerto mucha gente que luchó por las libertades y la democracia de nuestro país”. Además, el presidente de Pladigmare insistió en la necesidad de investigar lo ocurrido: “yo no sé si habrá responsabilidades penales, pero políticas sí las hay y nadie las ha asumido y queremos que se asuman”, afirmó. Javier Cordón también insistió en la necesidad de investigar y asumir responsabilidad, ya que “no hay manera de honrar a esas víctimas sin explicar por qué murieron ni qué les podría haber salvado”. Además, recordó que si no se investiga lo ocurrido y no se saben cuáles son las causas, esta situación puede volver a ocurrir. 

Respecto a la situación actual, los participantes de esta mesa coincidieron en que no ha habido cambios. Entre los problemas más destacados, se señaló la carga de trabajo excesiva que asumen las personas que se dedican a los cuidados y la necesidad de mejorar las condiciones laborales de los profesionales del ámbito sociosanitario. Por ello, explicaron que, para poder avanzar hacia una 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies