SEIS CONSEJOS PARA AYUDAR A MANTENER UNA BUENA SALUD VISUAL EN LAS PERSONAS MAYORES

Con el avance de la edad los ojos no escapan de las consecuencias que implica el paso del tiempo, de tal manera que se incrementa el riesgo de sufrir algún problema visual por parte de las personas mayores. De hecho, según el Estudio de la Visión en España 2022 realizado por Clínica Baviera, el 94% de los españoles mayores de 65 años presenta algún defecto visual. Por eso, con motivo del Día de los Abuelos que se celebra el próximo 26 de julio, los oftalmólogos de Clínica Baviera recuerdan la importancia de cuidar la salud visual en estas etapas con una serie de consejos. 

La protección de la salud visual es fundamental en todas las fases de la vida, pero especialmente en las edades más avanzadas, por lo que son necesarios unos cuidados más específicos para evitar que se generen problemas que puedan afectar con más severidad a la visión. “Los problemas visuales más frecuentes que sufren las personas mayores suelen ser la presbicia y las cataratas, estos defectos visuales pueden ser corregidos eficazmente gracias a la cirugía. No obstante, con la edad también aumenta el riesgo de padecer patologías visuales, como el glaucoma o la degeneración macular asociada a la edad, entre otras. El desarrollo de estas patologías no solo genera deficiencia visual, que en casos extremos puede llegar a la ceguera, sino también perdida de independencia y autonomía, con todo lo que eso conlleva, como ser más propensos a caídas, lesiones u aislamiento social”, afirma el doctor Fernando Llovet, oftalmólogo y cofundador de Clínica Baviera

Por todo ello, los expertos de Clínica Baviera ofrecen estos seis consejos que ayudan a proteger la visión en los más mayores: 

  1. Acudir al oftálmologo al menos una vez al año: muchas de las patologíasvisuales graves comienzan a desarrollarse lentamente de manera silenciosa y cuando los síntomas empiezan a aparecer ya pueden estar en una fase avanzada. Es de vital importancia que las personas mayores acudan al oftalmólogo al menos una vez cada año o en cuanto sientan algún tipo de anomalía en su visión. El diagnóstico precoz ayuda a prevenir y frenar el desarrollo de estas enfermedades.
  2. Disfrutar de actividades al aire libre: actualmente la mayor parte del tiempo diario se dedica a la realización de actividades que requieren un enfoque cercano, desde cocinar, trabajar o leer. Es conveniente, y más en edades avanzadas, realizar actividades al aire libre para que el ojo ejercite el enfoque en objetos lejanos. Además, también hay que evitar tener un modo de vida sedentario, ya que puede derivar en problemas de salud como hipertensión o diabetes, que están muy vinculados a enfermedades visuales. Realizar treinta minutos de actividad diaria en el exterior ayuda a cuidar nuestra salud visual. 
  3. Hacer pequeños descansos: es conveniente hacer breves pausas mientras leemos o usamos durante un tiempo prolongado la visión cercana para mitigar la fatiga ocular. Así se recomienda usar la regla del 20-20-20 que consiste en descansar 20 segundos por cada 20 minutos de lectura mirando a una distancia de 20 pies (6 metros). 
  1. Proteger los ojos de la luz solar: los ojos, junto con la piel, es uno de los órganos que más sufre frente a los rayos ultravioleta siendo muy importante su protección, sobre todo en edades avanzadas. Con el paso de los años, los ojos no reaccionan igual ante los cambios de luz, necesitan más tiempo para poder acostumbrarse, generando pequeños deslumbramientos y molestias. El uso de unas buenas gafas de sol con filtro UV, como también el uso de gorras o sombreros, ayuda a mitigar estos problemas a la vez que protege nuestra visión de los rayos del sol. 
  1. Tener una buena higiene visual: una de las zonas más sensibles a la entrada de virus y bacterias en nuestro organismo es a través de los ojos. Mantener la zona limpia y evitar el contacto directo con nuestras manos es muy importante para evitar infecciones. El uso de gasas estériles junto con el suero fisiológico es la mejor forma de limpiarse los párpados, ayudando a prevenir la blefaritis. Además, en las personas mayores, es beneficioso el uso de lágrimas artificiales para paliar las molestias que genera la sequedad ocular. 
  1. Los alimentos antioxidantes, los mejores aliados: no hace falta recordar que, a cualquier edad, la alimentación es el pilar básico del cuerpo, sobre el que se sostiene nuestro bienestar y nuestra salud. Una dieta sana y equilibrada, será beneficiosa para todo el cuerpo, pero si se quiere ayudar al organismo a preservar la vista, es importante incluir alimentos ricos en antioxidantes, como pescado azul, nueces, bayas, tomates, zanahorias o el aguacate entre otros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies