La sostenibilidad, una de las claves de futuro de las comunidades de propietarios

La sostenibilidad ha alcanzado una gran relevancia en el sector inmobiliario. Aquí, las comunidades de propietarios juegan un papel fundamental para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. Las ciudades son las responsables del consumo del 78% de la energía mundial y de la producción del 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero. En España, que este año ha conseguido ganar posiciones en el índice SDG (el índice que mide los avances en los Objetivo de Desarrollo Sostenible) hasta situarse en el puesto 16º, existen más de dos millones de comunidades de propietarios, por lo que las medidas que éstas adopten en términos de sostenibilidad tienen un impacto muy importante a nivel nacional.

“Este contexto, donde sostenibilidad y comunidades de propietarios se han alineado, ha convertido a las comunidades de propietarios en un elemento clave en la aplicación de medidas sostenibles. Pese a su relevancia, hoy el 85% de las viviendas son energéticamente ineficientes y el 40% de los propietarios desconoce el certificado energético de su vivienda”, explica Pedro García, CEO de Unibo Neobank.

Un dato que podría rebajarse aplicando algunas de las medidas propuestas por los expertos del neobanco especializado para profesionales inmobiliarios como entre las comunidades la instalación de placas fotovoltaicas para recoger la luz solar y transformarla en energía. “Si el coste de la instalación es demasiado elevado para la comunidad, existen empresas que ofrecen financiación y soluciones de pago flexibles para llevar a cabo la reforma y poder abastecer al edificio de energía renovable”, mantiene Pedro García.

Por otro lado, el aislamiento térmico es también un elemento imprescindible para garantizar la sostenibilidad del edificio. Un correcto aislamiento de suelo, techos, paredes, ventanas y puertas permite mantener una temperatura correcta y regular en interiores, facilitando la reducción en el consumo de energía hasta un 30% en ciertos climas. “Esta medida es la que trabajan muchas empresas tecnológicas que, a través de servicios de domótica, recogen información del edificio y actúan según las necesidades de sostenibilidad y mantenimiento de éste”, señala el CEO del neobanco especializado por y para profesionales inmobiliarios.

Otro de los aspectos importantes, según Unibo Neobank, es la cuenta bancaria de la comunidad. La reciente aparición de los neobancos permite, entre otras cosas, reducir notablemente la huella de carbono. Su carácter 100% digital permite ahorrar costes en oficinas, eliminar totalmente el uso del papel en trámites burocráticos y erradicar los desplazamientos de los clientes a las oficinas bancarias, con todo el ahorro de consumo que ello conlleva. De esta forma, aumentan notablemente la eficiencia energética mientras reducen la necesidad de recursos y bienes como el papel o las oficinas.

“En este sentido, nosotros ofrecemos ventajas directas para los administradores de fincas y sus comunidades de propietarios en términos de operativa sostenible, ya que eliminamos desplazamientos a las oficinas y trámites burocráticos en papel, por lo que contribuimos a reforzar la sostenibilidad en el sector inmobiliario. Por ejemplo, de media un empleado de oficina gasta 60kg de papel y cartón al año, y un administrador de fincas acude fácilmente dos o tres veces a la semana a su oficina bancaria. Todo eso lo eliminamos. Creemos firmemente en la necesidad de aplicar medidas sostenibles para un bien conjunto, y por eso intentamos poner nuestro granito de arena. Sabemos que estas pequeñas aportaciones tienen un gran impacto”, mantiene Pedro García, CEO de Unibo Neobank.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies