El test genómico que determina cuándo una mujer con cáncer de mama no necesita someterse a quimioterapia

La información individualizada con la que cuentan una paciente de cáncer de mama y su médico es vital para la toma de decisiones de cara a conseguir una estrategia terapéutica personalizada. El test genómico MammaPrint® + BluePrint® permite obtener lo que se conoce como una “firma molecular”, que determina si el pronóstico del tumor es mejor o peor de lo que parecía y predecir la eficacia de tratamientos potenciales.

Con motivo del Día Mundial del Cáncer de Mama, que se celebra el próximo 19 de octubre, el Dr. Antonio Llombart, jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Arnau de Vilanova (Valencia), incide en la importancia de este test: “MammaPrint es una de las pruebas más completas para cáncer de mama porque analiza 70 genes y cuenta con una validación prospectiva. Consiste en un análisis genómico en el que se estudia cuál es la expresión en cada tumor de una serie de genes y proteínas derivadas de esos genes, lo que permite establecer el riesgo de recurrencia y determinar si la quimioterapia sería beneficiosa o podría evitarse. Además, se acompaña del valor complementario del test BluePrint®, una prueba adicional que permite conocer la información más precisa sobre el tipo de tumor y clasificarlo según su grado de agresividad”.

¿Qué mujeres pueden beneficiarse del test genómico MammaPrint® + Blueprint®?

“Esta técnica es eficiente y revela una información precisa y muy relevante en las pacientes que son posmenopáusicas o mayores de 50 años en el momento del diagnóstico, y tienen un tumor luminal con ganglios negativos o positivos (entre uno y tres ganglios afectados). Si la plataforma establece que son de bajo riesgo, indudablemente podemos descartar la quimioterapia como una medida necesaria, ya que no arrojaría ningún beneficio”, asegura el Dr. Llombart. 

En el caso de las pacientes premenopáusicas menores de 50 años con entre uno y tres ganglios afectados, la información ofrecida por el test es útil porque un resultado de bajo riesgo está asociado a un mejor pronóstico. No obstante, los estudios evidencian que pueden existir beneficios con la quimioterapia para muchas de estas pacientes. Por tanto, el Dr. Llombart indica que “la paciente premenopáusica con ganglio afectado tiene que estar informada y conocer en profundidad todos los factores. Debe saber que, aunque el resultado del estudio no sea garantista, sí que sirve, ya que muchas pacientes, considerando el margen de beneficio tan discreto de la quimioterapia en estos casos, pueden tomar una decisión más informada”. 

Un test avalado por el estudio clínico más grande de la historia de las plataformas moleculares

Las indicaciones de MammaPrint® están definidas en MINDACT, un importante estudio clínico -el más grande de la historia de las plataformas moleculares- en el que participaron 6.693 pacientes de cáncer de mama. 

También se ha visto sometido a otros estudios más pequeños para cubrir los nichos donde este gran estudio no podía llegar. Todas las agencias y guías nacionales e internacionales reflejan la utilidad de MammaPrint® con un valor pronóstico máximo y un valor predictivo muy alto ante la quimioterapia. Tanto las guías españolas, como las europeas y americanas recogen la utilidad de MammaPrint® para pacientes con cáncer de mama.

Predicción y clasificación: la información más útil para la toma de decisiones 

Una de las principales ventajas de MammaPrint® es que cuenta con el valor complementario del test BluePrint®. Por un lado, MammaPrint® habla de pronóstico y predicción, y por otro, BluePrint® reclasifica los tumores según su fenotipo inicial. 

El cáncer de mama engloba cuatro tipos distintos de enfermedad diferentes, que se pueden clasificar siguiendo criterios inmunohistoquímicos clásicos. No obstante, sabemos que hay cierto grado de incertidumbre en esta información obtenida por métodos tradicionales y BuePrint® nos ayuda a realizar de forma más precisa esa clasificación.

“No es extraño que en pacientes que aparentemente tenían un tipo de tumor luminal, tras la información proporcionada por BluePrint®, esa clasificación del tumor cambie debido a que la plataforma identifica que son tumores más agresivos”, indica el Dr. Llombart.

¿Cuál es el futuro de estas pruebas genéticas? 

La gran ventaja de estas plataformas es que nos están permiten ir más allá y, en algunos casos, se están empezando a utilizar incluso antes de la cirugía para indicar en qué pacientes se debe indicar la quimioterapia.

Como concluye el doctor, “la incertidumbre no nace tras la cirugía, sino que comienza cuando empiezas a tratar a una paciente. Hacer esta determinación antes de cirugía nos aporta mucho valor para la organización de la estrategia terapéutica de la paciente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies