Entidades e instituciones piden aprobar la Convención Internacional de los Derechos de las Personas Mayores

Veinte años después de la celebración de la II Asamblea Mundial sobre el envejecimiento en Madrid, la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP) ha celebrado en la sala Ernest Lluch del Congreso de los Diputados el acto “El reto de la longevidad hoy: de la II Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”. El objetivo de esta jornada ha sido reflexionar sobre los retos sociales de la longevidad, evidenciar la necesidad de hacer políticas transversales y solicitar la aprobación de la Convención Internacional de Derechos de las Personas Mayores.

Meritxell Batet, presidenta del Congreso de Los Diputados, ha inaugurado la jornada recordando que el derecho a la autonomía personal es un derecho fundamental y exige que los poderes públicos garanticen la plena autonomía y hagan políticas para hacerla efectiva. En este sentido, ha incidido en la importancia de mantener el compromiso con la revalorización de las pensiones para garantizar la dignidad de las personas más vulnerables. 

Inmaculada Ruiz y Ángel Rodríguez Castedo, presidentes de UDP y de la Plataforma de Mayores y Pensionistas (PMP), han defendido la necesidad de seguir luchando por los derechos de las personas mayores, reflexionar sobre el gran reto demográfico del envejecimiento poblacional, situarlo en el centro de las agendas nacionales e internacionales y dotarlo de grandes recursos económicos. Además, el presidente de la PMP ha asegurado que el envejecimiento activo se ha convertido en una meta global que supone un nuevo paradigma y que debe ser abordado desde un punto de vista positivo. 

En esta línea ha intervenido también Luis Alberto Barriga, director general del Imserso y coorganizador del acto. En su intervención ha incidido en la necesidad de cambiar el modelo de cuidados. Por un lado, ha alertado de la falta de 300.000 personas en el sector de los cuidados y pide reformas potentes en sus condiciones laborales, así como políticas y medidas que les brinden apoyo. Por otro lado, ha denunciado la pérdida de derechos en los modelos de atención institucionalizada, una fórmula “anticuada” que aleja a las personas de sus contextos amigables. 

“Es imprescindible reivindicar una pedagogía positiva sobre la tercera edad” ha subrayado Ascensión Palomares, Doctora en Ciencias de la Educación, a la vez que denunciaba el edadismo existente en la sociedad. Según la catedrática, el envejecimiento ofrece desafíos y oportunidades que deben ser analizadas. También ha recordado que aunque el Estado de Bienestar es el bien más preciado de la sociedad, hay que redefinir la frontera entre lo público y lo privado y buscar nuevas vías de colaboración para abordar la vejez con políticas sociales, económicas y sanitarias.  

Miguel Ángel Cabra, Secretario General de la PMP, asegura que hay que conseguir pactos políticos de carácter institucional y que no se necesitan leyes específicas sino que exista una transversalidad en toda la legislación para que tenga en cuenta a las personas mayores. Por último, Joan Ramon Riera, concejal de Infancia, Juventud, Personas Mayores y Discapacidad del Ayuntamiento de Barcelona, apuesta por abordar las grandes políticas de país sobre envejecimiento desde el ámbito local y ha destacado el gran número de personas que viven solas, afirmando que “las políticas contra la soledad son políticas de creación de derechos y de empoderamiento de las personas”. 

Presentación del II Congreso sobre el Derecho a la Autonomía Personal

Este acto supone la presentación y pistoletazo de salida al II Congreso sobre el Derecho a la Autonomía Personal: envejecimiento, cronicidad y discapacidad, que se celebrará en Barcelona, Madrid, Mérida, Salamanca y Albacete a principios de 2023. El objetivo de este congreso nacional es desarrollar los contenidos y las alianzas necesarias para afrontar el reto de la longevidad en el siglo XXI y plantear ante la Organización de las Naciones Unidas la necesidad de aprobar la “Convención Internacional de los Derechos de las Personas Mayores”. Antoni Serratosa, vicepresidente de UDP, ha presentado las líneas generales del congreso y ha expuesto la necesidad de que las políticas pongan a las personas y sus necesidades en el centro, tener en cuenta los coliderazgos y “aprender a trabajar de forma transversal para llegar a concreciones más eficientes, equitativas y sostenibles”. 

Sobre Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados

La Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España- UDP es una organización sin ánimo de lucro, declarada de Utilidad Pública. Creada, dirigida y administrada por y para las personas mayores, UDP agrupa a Asociaciones de Pensionistas y Jubilados de toda España, a través de Federaciones en Comunidades Autónomas y Provincias. Además, tiene presencia internacional en Francia, Alemania, Suiza e Iberoamérica. Nuestra misión es defender y mejorar la calidad de vida y el bienestar de todas las personas mayores, defendiendo sus intereses ante las instituciones y colaborando con éstas en la elaboración y puesta en marcha de políticas beneficiosas para el colectivo. Asimismo, trabajamos para exigir la consideración de las personas mayores como ciudadanas de pleno derecho y por tanto con voz propia y construir una sociedad para todas las edades.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies