Cinco sociedades médico-científicas impulsan un manifiesto en contra de la fragmentación sanitaria

Cinco sociedades médico-científicas españolas han impulsado un manifiesto dirigido a la ministra de Sanidad, a los consejeros y consejeras de Sanidad y a los portavoces de Sanidad de los Grupos Parlamentarios del Congreso y del Senado bajo el lema “no compartimenten más la asistencia sanitaria”. En concreto, dicho manifiesto ha sido rubricado por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SemFYC), la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública y Gestión Sanitaria (SEMPSPGS). Estas sociedades “solicitan que se creen áreas de capacitación específica de Enfermedades Infecciosas y de Urgencias” para evitar la fragmentación asistencial, en lugar de nuevas especialidades médicas.

El manifiesto  recoge que, en el momento actual, “la demografía española muestra un envejecimiento de la población con una tendencia a un aumento en los próximos 20 años. Las personas ancianas acumulan enfermedades y cada vez es más frecuente la multimorbilidad en una misma persona” y que “los profesionales sanitarios, y más concretamente los médicos, no son ajenos a este proceso de envejecimiento, y se espera un número importante de jubilaciones en los próximos años. A ello hay que unir la tendencia de muchos profesionales a emigrar a otros países. Estas circunstancias están provocando la falta generalizada de médicos en nuestro país con dificultad para cubrir las plazas vacantes”.

También recoge que “el envejecimiento poblacional, la multimorbilidad y la escasez de médicos hacen cada vez más necesarios a profesionales con conocimientos versátiles y adaptables a las circunstancias cambiantes del mundo actual. Cualquier fragmentación de las áreas de conocimiento con la creación de nuevas especialidades va en contra de esta necesidad y puede poner en peligro la atención futura a la población”.

Asimismo, el manifiesto explica que “algunas áreas de conocimiento, como las urgencias y las enfermedades infecciosas, son transversales e inherentes a todas las especialidades médicas. Otras áreas muy específicas pueden ser superadas en un futuro por los avances de la medicina con la aparición de nuevas terapias y procedimientos diagnósticos” y que “los profesionales que actualmente se dedican a áreas de conocimiento específicas como urgencias y enfermedades infecciosas, necesitan una formación reglada y merecen un reconocimiento profesional”.

Del mismo modo, incide en que “además los médicos que se dediquen a ellas deben tener unos conocimientos específicos más amplios a los recibidos durante su formación como especialistas” y que, “en el caso de que haya en el futuro cambios en la epidemiología de las enfermedades o avances en el conocimiento que hagan que su participación sea prescindible, hay que permitir que puedan dedicarse a su especialidad base inicial. Esto solo será posible si se crean áreas de capacitación específica. Además estas áreas de capacitación específica no deberían entrar en conflicto con el programa de las especialidades desde las que generen”.

Por todo lo anterior, y “considerando que la creación de nuevas especialidades médicas debe originar una necesaria reflexión previa de modelo sanitario”, las sociedades firmantes solicitan que “se creen áreas de capacitación específica de Enfermedades Infecciosas y de Urgencias y Emergencias”. 

Manifiesto 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies