La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición reclama a la Administración más formación en diabetes

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, con motivo del Día Mundial de la Diabetes, que se celebra hoy 14 de noviembre, ha querido incidir en que la educación terapéutica es clave para ofrecer herramientas e información para la autogestión de una enfermedad crónica como la diabetes, así como para que los cuidadores de las personas afectadas puedan proporcionarles un soporte efectivo. En este sentido, la sociedad científica se suma al lema ‘Education to protect tomorrow’, promovido por la Federación Internacional de la Diabetes, que este año ha centrado el día mundial en la importancia de que los representantes políticos apuesten por educar a la población en esta enfermedad. El Dr. Fernando Gómez Peralta, coordinador del Área de Diabetes de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), subraya que “en un mundo globalizado, con movimientos importantes de población, es fundamental la implementación de programas con visión multinacional y multicultural”.

El estudio di@bet.es pone de manifiesto que la incidencia de la diabetes, enfermedad crónica que se caracteriza por la hiperglucemia (aumento de los niveles de glucosa en sangre), se sitúa en 11,6 casos/1000 personas. En concreto, afecta a más del 15% de la población española siendo más del 25% de las personas mayores de 65 años. “Desafortunadamente, no disponemos de datos epidemiológicos robustos de diabetes tipo 1 en España, pero las estimaciones revelan una tasa de incidencia de 15 por 100.000 personas cada año”, manifiesta el endocrinólogo. La mayoría de las personas con diabetes son asintomáticas hasta que se desarrollan los propios síntomas del órgano afectado en cada una de las complicaciones crónicas o agudas. “En la descompensación aguda, que puede ser la forma de diagnóstico en algunos casos, la hiperglucemia grave se asocia a pérdida de peso, aumento de la cantidad y la frecuencia de la orina, cansancio, visión borrosa, obnubilación y hasta coma”, puntualiza el doctor Gómez Peralta. 

La diabetes, cuarta causa de discapacidad 

La Institución Global Burden of Disease (GBD) apunta que la diabetes ha pasado de ser la quinta a la cuarta causa de discapacidad en España, con un incremento estimado del 20,4%. “La diabetes es la primera causa de hemodiálisis o trasplante renal, pérdida de visión, amputaciones, etc. Se trata de una causa muy frecuente de absentismo, depresión y otras consecuencias en las esferas personales y sociales de las personas afectadas y sus cuidadores. La diabetes afecta eventualmente a cualquier órgano o tejido, por lo que evitar las complicaciones es nuestro objetivo fundamental”, sostiene el endocrinólogo. 

Las personas con diabetes tipo 1 pueden desarrollarla en cualquier momento, aunque el mayor número de casos se produce alrededor de los 14 años. Sin embargo, la diabetes tipo 2 aparece habitualmente a partir de los 45 años asociándose a la obesidad y el sedentarismo, entre otros. Aunque existen varios tipos de diabetes y en cada persona es diferente, en general, existen cinco grupos: tipo 2, un 80% aproximadamente del total, con al menos 5 subtipos diferentes, un 10% de diabetes autoinmune, un 5% de diabetes de causa monogénica, otro bastante amplio de miscelánea de diferentes causas y una diabetes transitoria, la diabetes gestacional. La alimentación necesaria para los afectados por esta patología consiste en una dieta sana. En este sentido, el coordinador del Área de Diabetes de la SEEN especifica que no existe “una dieta para las personas con diabetes, ni número de tomas o proporción de macronutrientes predeterminados”.

El control de la diabetes, crucial para evitar complicaciones cardiovasculares

Un control adecuado de las diabetes es crucial para evitar posibles complicaciones cardiovasculares como infartos, ictus, trombos o insuficiencia cardíaca. “Esto llega a ser tan importante que, en conjunto, la enfermedad cardiovascular es la causa más frecuente de muerte en la persona con diabetes”, asevera el especialista. Asimismo, la diabetes no controlada puede producir también daños en los ojos (retinopatía diabética), en los nervios (neuropatía diabética), o en los riñones (enfermedad renal diabética). “Es crucial prevenir el daño a todos estos niveles, lo que se consigue manteniendo un peso saludable, realizando ejercicio físico de manera habitual, siguiendo una dieta mediterránea, evitando el tabaco y el alcohol, y controlando de manera adecuada la diabetes”.

Por último, el doctor insiste en la importancia del papel de los especialistas en endocrinología y nutrición en el abordaje de la diabetes: “Los endocrinólogos hemos trabajado en todos los tipos de diabetes en España durante décadas, acumulando un alto grado de conocimiento fisiopatológico, de manejo práctico y tecnológico. Los endocrinólogos dedicados a la diabetes son, en gran parte, el equivalente al diabetólogo de otros países. Su labor es fundamental en la gestión de Unidades de Diabetes avanzadas que ofrezcan soporte a las personas con diabetes tipo 1, gestacional, a la filiación correcta de los subtipos de diabetes tipo 2 y al manejo de esta diabetes en colaboración con otros especialistas, en concreto, con los médicos de familia”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies